Crash Bandicoot Team Racing Nitro-Fueled | Reseña

Así como en el cine estamos teniendo un golpe a la nostalgia al ver reboots o continuaciones de películas de los 90’s, el mundo de los videojuegos también nos está dando justo en el niño/adolescente que todos llevamos dentro.

Ya habíamos tenido la oportunidad de estar vivos para el remastered de Crash Bandicoot, pero ahora es turno de su cruda, caricaturesca y escandalosa versión de carreras, Crash Bandicoot Team Racing Nitro-Fueled, la versión (hermosamente) remasterizada del clásico que todos conocemos (si son tan buenos fans como nosotros).

Hacemos una pausa literaria para explicarles a los newcomers la importancia y trasfondo de nuestro hype hacia esta remasterización. En una mañana del 30 de septiembre 1999, en un mundo donde Nintendo dominaba muchísimos géneros, incluido el de carreras del tipo arcade, por ejemplo con el siempre popular Mario Kart, y Sega rivalizando el mercado con Sonic, llegó un momento en que PlayStation debía hacer lo propio, dando como resultado, Crash Bandicoot, siendo desarrollado por Naughty Dog (en ese entonces). Pero Crash tenía algo que Nintendo nunca podría tener, un tono ácido, rudo y para una generación más adulta, por lo que Crash, junto a todos los demás personajes de la franquicia quedaron en la memoria de todos los jugadores de PlayStation.

Regresando a la versión de la que hablamos. Para esta ocasión, el estudio Beenox fue el encargado de realizar la remasterización de CTR: Crash Bandicoot Team Racing Nitro-Fueled. Hay videojuegos que simplemente no pueden ser remasterizados, o no sin tener algún otro defecto, así le pasó a Crash alrededor del 2010 al querer dejar de ser una exclusiva, para pasar a ser un multiplataformas, pero gracias a una fuerza omnipotente, en 2016 fue anunciada el Crash Bandicoot N.Sane Trilogy, la cual no solo fue buena, ¡FUE HERMOSA! visualmente, sus gráficas, texturas, la misma divertida pero retadora jugabilidad, era la remasterización perfecta que pese a los nuevos gráficos, podías darte un viaje al pasado de tu infancia. Acto siguiente, Activision decidió aprovechar la oleada y anunciar la remasterización de Crash Bandicoot Team Racing.

Algo que todo gamer busca en una remasterización es una buena calidad gráfica, pero con la fidelidad en mecánicas y jugabilidad que te llama a recordar tu pasado, y ahora, tras jugarlo una buena cantidad de horas, estamos seguros que, para quienes tuvieron oportunidad de jugar Crash Bandicoot en su PlayStation, disfrutarán cada segundo en este nuevo universo, sintiendo una delicada pero imponente curva de aprendizaje, las mecánicas que siempre han caracterizado a Crash Bandicoot Team Racing de los otros juegos de carrera de autos, y sobre todo los escenarios que te llenarán el corazón de alegría.

20 años después, algunos con artritis, otros simplemente dejaron de jugar hace algunos ayeres, pero, siempre estarán esos gamers que cuentan con memoria muscular y que solo les tomó unas carreras para acelerar motores y comenzar a competir en Crash Bandicoot Team Racing Nitro-Fueled y siempre dispuestos a mostrarles a las nuevas generaciones lo que era un buen juego de carreras y humor.

Pero CTR no es solo un remastered de Crash, aquí podemos encontrar un enorme e increíble roster de corredores todos con ciertas personalizaciones desde skins que harán lucir a los personajes como en la década de los 90’s, trajes y distintos elementos que harán muy divertidas las tardes de CTR. Esto sumado con increíbles animaciones y detalles tan insignificantes que hacen la experiencia aún más divertida, crean un entorno fácil de adoptar por los jugadores clásicos así como estas nuevas generaciones de gamers.

En Crash Bandicoot Team Racing Nitro-Fueled, contaremos con distintos modos de juego como el online, así como un modo de aventura/campaña, así como los clásicos versus locales. Si bien la nostalgia es suficiente replay value para estar jugando esto por horas, días y semanas, en CTR tendremos muchísimas cosas por desbloquear, desde personalizaciones hasta algunos personajes ocultos.

Activision junto a Beenox, han recordado y adaptado algo que la gran mayoría de los estudios actuales de desarrollo han olvidado. No importa que las gráficas sean hiperrealistas y que corran fluido a 4K, lo que hace a un videojuego genial y memorable a través de los años, es la personalidad que se les otorga, haciéndolo un juego familiar, pero con diseños y mecánicas atractivas para los más pequeños, pero con un crudo humor que mantiene cautivo a los mayores.

Definitivamente Crash Bandicoot Team Racing Nitro-Fueled es el regreso triunfal de los 90’s a la actual generación de consolas.