DiRT Rally 2.0 | Reseña
dirtrally-2-codemasters-racinggames-fastcars-hdr-ps4

Codemasters regresa triunfante con un simulador de carreras a la altura de las expectativas, con un diseño de control tipo hardcore para quienes buscan una experiencia demandante y algunas ayudas en manejo, así como niveles de dificultad para los gamers que desean adentrarse en el mundo del rally. DiRT Rally 2.0, el juego oficial de la FIA World Rallycross Championship es uno que no deben dejar escapar.

EL EGO ENGINE, MÁS FUERTE QUE NUNCA

El responsable de la gran carga gráfica y técnica en general de DiRT Rally 2.0 es el EGO Engine, un motor que demuestra contundentemente que aún sigue vigente en la actual generación de consolas, con un acabado visual casi fotorrealista, complementado co una fotografía muy cuidada, llena de asombrosos efectos de clima, como niebla y humedad, así como diferentes tipos de iluminación dinámica, dependiendo de la hora a la que elijamos jugar, o a la hora que nos toque el recorrido o carrera de rallycross.

El sucesor del famoso DiRT Rally, lanzado en 2015, presenta además una gama de texturas con gran detalle para varios tipos de superficies como son el asfalto, el lodo, la tierra o la graba, además, por si fuera poco la tecnología de este simulador presenta un efecto de “evolución de la pista” lo cual quiere decir que dependiendo de nuestra posición en el tablero, seremos testigos de una superficie en el terreno desigual, con trazados ya dibujados por otros autos, un detalle que logra convertir el manejo en una experiencia casi única en cada competencia.

El sonido por su parte destaca con una serie de efectos muy realistas, dependiendo del entorno en el que nos encontremos; cada derrape, aceleración o frenada, así como cambio de superficie, bache u tipo de terracería logran transmitir una verdadera inmersión, más si jugamos con auriculares o con algún equipo de sonido. Asimismo el sonido de los vehículos es diferente y refleja todo lo que hacemos. Finalmente el entorno está acompañado de sonidos ambientales como hojas al viento, o los gritos de la gente al pasar, DiRT Rally 2.0 es un título que a la vista y al oído es totalmente gratificante ya seas espectador o jugador.

Por si fuera poco podemos hacer mención al modelado de los autos, el cual es bastante detallado, con efectos de reflejos y suciedad en carrocería mucho más atinados que en la entrega pasada, igualmente los interiores están mucho mejor trabajados, con texturas más completas, número de polígonos y algunos efectos visuales dependiendo del clima.

Para terminar el apartado y regresando un poco a las superficies del entorno, hay que mencionar que los diferentes efectos climatológicos afectan visualmente el terreno, entregando geniales charcos de agua, o lodo; la lluvia por su parte aún no es tan convincente como podríamos esperar, pero viendo todo lo demás, queda como un pequeño detalle a mejorar y nada que afecte la experiencia e inmersión.

¿PARA HARDCORE GAMERS?

DiRT Rally 2.0 llega con una lista de vehículos de varias épocas, desde la popular clase B, pasando por los favoritos de la década de los noventa y hasta los actuales, todo auto se controla diferente, lo cual quiere decir que tenemos un reto completamente distinto, y si a eso le añadimos que esta dificultad depende mucho de la hora, clima y escenario, vemos que DiRT Rally 2.0 es una entrega dinámica y demandante en muchos sentidos.

El primero es que el sonido nos puede decir mucho sobre el comportamiento del auto; los derrapes y frenadas bruscas pueden acabar con los neumáticos, pero, por fortuna el juego nos deja elegir (entre otras cosas ya clásicas) el tipo de llanta con el que saldremos a correr, esto hace que pensemos más una estrategia de carrera dependiendo de nuestro nivel de manejo, así como nuestra forma de conducir. Además recuerden, el terreno se deforma y evoluciona dependiendo de en qué posición nos encontremos, pues obviamente en los primeros lugares las superficies estarán menos afectadas, llevándonos por un control un poco más sencillo o menos accidental.

Por supuesto que DiRT Rally 2.0 sigue la misma fórmula del lanzado en 2015, así que nos encontramos con un título enfocado en la simulación, donde podemos subir o bajar la dificultad, o agregar y quitar ayudas en el control del vehículo. Dejando todo en “pro” la cosa se pone muy, muy difícil, casi imposible y es necesario estar horas en práctica para dominar apenas un terreno, mientras que dejando los parámetros más “sencillos” el manejo, así como los contrincantes serán más fáciles de rebasar o de ganarles con mejores tiempos. De todas formas cabe decir, aún teniendo todas las ayudas al máximo y la dificultad en mínimo, DiRT Rally 2.0 es toda una prueba de control y precisión, prácticamente no apta para gente nerviosa. Además ¿mencioné que es imperativo escuchar a nuestro copiloto? Como todo buen juego de rally, DiRT Rally 2.0 nos demanda que escuchemos bien las indicaciones de nuestro acompañante (el cual es ausente en competencias de rallycross, naturalmente) y DiRT Rally 2.0 nos permite acomodar con qué velocidad llegarán estos anuncios sobre el terreno.

FORMAS DE JUEGO, LO HABITUAL

DiRT Rally 2.0 está complementado por las formas de juego o modalidades más habituales en los títulos de carreras, por ejemplo el modo de Carrera, Rallycross, Time attack, campeonatos customizados por el jugador, y más. En pocas palabras aquí no nos llevamos sorpresa, pues nuevamente, encontramos lo habitual, sin embargo cada modalidad está bien representada, destacando en todo momento un diseño de interfaz muy rápido y de fácil comprensión, algo de agradecer pues en pocos instantes ya estaremos corriendo en alguna de las formas de competencia que elijamos. Sin duda DiRT Rally 2.0 es una sorpresa en todos los sentidos, más si son fanáticos de los simuladores y el mundo del motor.

SIMPLEMENTE GENIAL

DiRT Rally 2.0 es tan bueno que los jugadores que tanto aman DiRT Rally de 2015 sentirán la necesidad de tener en sus manos esta nueva entrega. Punto, no hay que decir más.

Por el otro lado si son fans de los juegos de carreras, y de los simuladores en general el título de Codemasters llenará sus expectativas, imaginando qué tipo de contenidos podríamos recibir en el futuro (más escenarios estaría bien, por el momento tenemos en países para rally Argentina, Australia, Nueva Zelanda, Polonia, Estados Unidos y España, y circuitos en Barcelona, Montalegre, Mettet, Lohéac Bretagne, Trois-Rivieres, Hell, Holjes y la que nunca debe faltar Silverstone.

Y finalmente si les gusta el rally, si conocen la serie DiRT, aman los autos, y correr en el lodo entonces no pueden dejar escapar este DiRT Rally 2.0; lo más probable es que quieran romper su control en más de una ocasión, griten, pataleen y quieran dejarlo en la estantería, pero luego sentirán ese sentimiento de amor/odio, culpa/arrepentimiento, y regresarán a por más.

DiRT Rally 2.0 saldrá a la venta el 26 de febrero en Playstation 4, Xbox One y PC, y yo les recomendaría vayan apartándolo.