Fantasy Strike | Reseña

Sirlin Games no quería hacer un juego que se perdiera en el bote de la basura de los juegos de pelea aburridos, es por eso que recurrieron a varios trucos y hechizos para traer algo nuevo a la mesa, o más bien a la consola, lo jugamos varias veces y podemos ahora deducir si lo lograron o no.

HADOUKKEN

Bueno no, sabemos que eso es de Street Fighter, pero Fantasy Strike podría por momentos recordarnos a esta famosa saga en sus inicios, o incluso King of Fighters, pues los dibujos animados, los fondos y algunos poderes nos hicieron recordar tales franquicias. Pero Fantasy Strike tiene su toque personal distintivo que ya de inicio nos hace ver que no estamos ante la misma fórmula de los gigantes antes mencionados, detalle que nos facilita darle una oportunidad principalmente a su tutorial que sirve de manera correcta para lo que se avecina.

En sí Fantasy Strike aporta un factor de estrategia adicional al que ya se debe manejar en los juegos de peleas, este consiste en que nuestra barra de vitalidad se maneja diferente pues no solo nos afectan los golpes del enemigo, sino también los que nosotros propinamos y no aterrizan, así que no estén golpeando al aventón, deben calcular bien el momento de atacar para así afectar al contrario y no resultar dañados. Esto le da un cierto aire a que el juego se hizo para principiantes que solo desean “washawashear” o apretar todos los botones a la vez, pues los enseña a ser cautelosos y calculadores.

Fantasy Strike también pone en la mesa una estrategia contra los que les encanta acercase al rival y aplicar la llave o la urracarrana y azotar al contrario, pues aquí si ustedes son los que van a recibir tal movimiento, solo deberán quedarse quietos y el sistema automáticamente lanzará un contra ataque sin necesidad de apretar nada, esto es como una bofetada a los que igualmente solo quieren estar azotando al contrario sin permitir un intercambio agradable de ofensivas.

FATALITY

La idea como tal, el concepto de Fantasy Strike, es bastante bueno, los muchachos desarrolladores le pensaron bastante bien para traer una idea diferente y ponérnosla para que nos diéramos trancazos al por mayor durante un buen rato, pero como todo videojuego que un servidor ha de reseñar, sin duda tiene un fallo que no pude pasar por alto y que tampoco he de omitir pues recae precisamente en el centro, en el corazón de la jugabilidad: su fluidez. Por desgracia Fantasy Strike no tiene la fluidez y tiempo de respuesta a los botones como los tienen los grandes títulos del género, empezando por el mismo Street Fighter, Mortal Kombat, Injustice, el de Dragon Ball, BlazBlu, King of Fighters… simplemente no llega al estándar lo que no permite que podamos reaccionar velozmente a un ataque o generar una contra realmente efectiva, y esto recae completamente en el motor del juego que quizá no es tan potente como hubieran querido que fuera. No estoy diciendo que el juego vaya mal, pero no se siente la misma libertad para crear combos como en los antes mencionados, por lo que definitivamente no podemos darle una recomendación absoluta.

VEREDICTO

La historia, los diseños de los personajes, paleta de colores, sonido, las dinámicas nuevas, todo eso es realmente bueno y se nota el empeño impreso al momento de hacerlo, pero cuando nos topamos con una limitante de este tamaño, estamos encontrándonos con un abismo que no podemos omitir, y por lo tanto el puente entre ser un gran juego y un juego del montón, es imposible de establecer.

Me tomaría más minutos para hablar y recomendar Fantasy Strike si no contara con esa debilidad, y podría estar tratando de convencerlos de que es una buena oportunidad para intentar otro juego que podría divertirles y tomarles mucho de su tiempo para el platino o para aprender nuevas estrategias en el mundo de las peleas, pero de nada serviría pues el día que se atrevieran a probarlo van a sentir un poco de decepción al notar ese grandísimo detalle, y entonces me odiarían por invertir de su dinero en un juego prometedor que se queda en la orilla.