Gears 5 | Reseña

Han pasado 84 años… bueno, en realidad 13 años desde el primer Gears of War donde al parecer, para ser parte de la COG tenías que tener un índice exageradamente alto de masa muscular. Ahora con el cambio de desarrollo en manos de The Coalition, están logrando algo que pocos alcanzar en franquicias tan largas, y esto es modernizar el juego a lo que la audiencia actual quiere, pero sin perder el core de juego.

Gears 5 nos presenta la continuación de los sucesos de Gears of War 4. En esta ocasión nos ponemos en los zapatos de Kait Díaz, quien tras la pérdida de su madre, su única meta en la vida es descubrir de dónde viene su familia, todo esto mientras lidian contra The Hive (El Enjambre), por lo que la tensión entre los gears es inmensa.

Algo de admirarse de Gears 5 es su narrativa, y es que, a pesar de tener nuevos personajes, Gears 5 también continúa desarrollando a nuestro ahora viejos conocidos, tales como: Marcus, JD, Cole, entre otros. Ellos no solo crecieron en edad, sino en experiencia y es esto en lo que hace mucho énfasis Gears 5. Y no digo que esta profundidad en la narrativa sea mala, solo que para los seguidores de la franquicia podría llegar a ser algo tedioso.

Con Gears 5, The Coalition les está dando un giro nuevo a la franquicia que tomó tras la venta de Epic Games, pero un giro para bien de todos, extendiéndose hacia un open world hasta cambiar el rumbo de la historia en base a decisiones. Y esto se convierte gracias a un maravilloso pero desesperante control para explorar los mapas más grandes hasta la fecha en un Gears.

Pero digamos que este mundo abierto, no es tan abierto desde el principio, ya que durante que pasas ciertas misiones y quieres aprovechar para explorar, verás que hay muchas zonas limitadas por la narrativa. Sin embargo, es de agradecerse que los mapas tienen más tamaño de juego y cuentan con distintos elementos que te permiten tener algo de autonomía, permitiéndonos ser más estratégicos y no solo ir a los balazos como los viejos COG lo hacían. Esto a lo mejor suena como algo menor y que los nuevos jugadores no percibirán, pero si ya han tenido experiencia jugando algún GoW, verán que estas adaptaciones permiten un combate más ágil y dinámica, no solo estar detrás de una barricada disparando non-scope.

Eso sí, hay que aceptar que Gear 5 mantiene el núcleo de su franquicia pero se nota la calidad de desarrollo que ha pasado durante los años, haciendo más fluidos los movimientos conocidos como la cobertura en una barricada, los sprints, saltos hacia atrás, entre otros, reduciendo el efecto de que los COGs son unos bultos de músculos torpes y lentos. La clasificación sigue siendo M para adultos, y esto gracias al ácido y gore humor que tiene la franquicia, brindándonos un espectáculo visual de sangre y vísceras por todos lados.

Otra nueva característica que tenemos es la de mejorar y adaptar a Jack, nuestro robot asistente. Durante la campaña podremos obtener e implementar distintas actualizaciones que le brindarán más salud, más fuerza en su zapper, velocidad, energía en su núcleo o aumentar la duración de su modo furtivo, lo cual nos ayudará mucho más en el campo de batalla.

La franquicia de Gear of War, ahora Gears, siempre se ha destacado por sus modos cooperativos, ya sea en partidas o durante la campaña, pero desde el anuncio de Gears of War 4, The Coalition presumió que durante esta trilogía se presentarían nuevos y mejores modos multijugador, ¡y no mintieron! Ahora con Gears 5 tenemos 3 modos multijugador.

– Versus: Este es la vieja confiable y aunque nombramos “versus” con un modo multijugador, la realidad es que tenemos 10 modos diferentes en este apartado, por lo que podremos divertirnos en partidas equipo contra equipo o PvP. Entre los modos que tenemos son: Tour of Duty, Bootcamp, Escalation, King of the Hill, Arms Race, Dodgeball, Execution, Guardian, Team Deathmatch y War Zone. Cada uno de estos con sus diferentes reglas y mecánicas, pero todos igual de entretenidos y frenéticos como solo Gears puede ofrecer en su multijugador.

– Horda: Es el clásico modo donde, junto a otros jugadores, pelearemos contra hasta 50 oleadas de NPCs, una más difícil que la anterior. Mientras que avanzan entre las oleadas, los jugadores podrán adquirir mejores armas, recargar las que ya tienen y construir distintas barricadas de defensa para sobrevivir.

– Escape: Este es el gran estelar de la noche. Un laberinto plagado de enemigos donde tendremos que trabajar junto a otros 2 jugadores para implantar un explosivo en la colmena y escapar de esta misma zona. Trabaja en equipo, elimina a quien se te ponga enfrente y evita los gases tóxicos que te forzarán a no quedarte atrás de tu equipo. Aunque es muy entretenido y rápido para los que quieren jugar tan solo un rato, si lo llegaras a jugar mucho durante un periodo consecutivo, este se puede volver tedioso por su carencia de mapas y personajes.

Todos estos modos multijugador son increíblemente entretenidos, sin embargo, por el momento contamos con pocos mapas para elegir. Pero descuiden, conformar pase el tiempo, se estarán liberando distintas expansiones que nos traerán más y mejores mapas en los cuales jugar.

¿Algo malo en Gears 5? Podríamos decir que los tiempos de carga en la campaña son lentos, pero esto puede pasarse por alto al ver la increíble calidad gráfica tanto en los cinematicas como en el in-game.

Sonará trillado, pero Gears 5 es un claro paso adelante en la franquicia, colocándose sin duda como el mejor TPS (Third-person shooter) del mercado. Y esto es hablar mucho, ya que tenemos muchos modos multijugador y sobre todo una campaña limpia y entretenida, aunque para mi gusto personal, buscaron profundizar mucho en los guiones, quitando u opacando los grandes momentos de acción.