God Eater 3 | Reseña
Califica este artículo

Bandai Namco y Marvelous First Studio lanzan en Playstation 4 (donde ocupamos la reseña) y PC en Steam God Eater 3, la primera entrega desarrollada de forma exclusiva para las consolas de sobremesa y PC, pues los anteriores estaban enfocados en el mercado portátil. Aún así, el juego entonces marca una diferencia con sus antecesores, ¿o es simplemente otro título más en la popular saga?

ADELANTANDO ÉPICAS BATALLAS

God Eater 3 comienza con todo; soltando una excelente intro en anime y marcando una historia dramática ambientada algunos años después de la segunda parte, aquí la humanidad ya está viendo sus últimos días, mientras se las ve feas tratando de sobrevivir a los terribles Aragami, unas monstruosas criaturas que sólo pueden ser enfrentadas por los God Eater, seres humanos, algunos niños (sus edades rondan los 7 a 14 años) que además de ser esclavos, se les han implantado células oráculo, las mismas de los Aragami, para lograr empuñar potentes armas con las que sólo así, pueden hacer frente a la amenaza.

De inicio la historia nos presenta al grupo de niños y adolescentes que nos acompañarán en está aventura, asimismo tendremos oportunidad de crear nuestro propio personaje, hombre o mujer, así que tenemos opciones para color, cortes y estilos de cabello, color de piel, tipo de rostro, y voz. Luego de esto seremos encerrados en una prisión, de la que sólo podremos salir cuando se nos encomiendan las misiones iniciales. Y a todo esto digo, hey, que buena idea tener a las últimas esperanzas de la humanidad como prisioneros sin cuidados de algún tipo. Sólo digo.

Para los que ya hayan jugado anteriores God Eater sabrán que el título, a pesar de “parecer” del tipo Monster Hunter, en realidad es bastante alejado de eso. Para comenzar necesitamos de más de cuatro horas para que el juego comience a tomar su ritmo, pues se puede decir que las primeras horas son para plasmar el mundo, conocer personajes y sus propósitos, así como ir conociendo el sistema de controles y algunas de las muchas opciones que tendremos para mejorar, cambiar y compartir equipamiento, así como probar las diferentes habilidades de combate. Algo así como un “tutorial” con historia y en dónde las cosas no se pondrán tan complicadas.

PERO SI SON PACIENTES, SERÁN RECOMPENSADOS

Sí, God Eater 3 tarda un rato en tomar su ritmo, y aunque sin duda es interesante desde inicio, es después de las 3 a 4 horas de juego cuando todo realmente comienza a despegar, al conocer a otros personajes, y entrar en batallas de mayores proporciones, es decir, con mayor número y Aragamis más grandes.

El juego además presenta una contínua evolución en las armas, recursos y habilidades de nuestros protagonistas, ya que todo se puede mejorar o crear para nuestro beneficio; prácticamente estaremos con más de 10 horas de partida y seguiremos encontrando nuevas armas, evolucionando a personajes, y probando nuevas habilidades o estrategias de combate. En este sentido God Eater 3 tiene mucho que ofrecer y sin duda nunca se vuelve aburrido, ya que siempre hay una recompensa de algún tipo al tiempo invertido, finalmente la historia, lo que sucede con los personajes, y a dónde nos lleva el viaje en la lucha contra los Aragami es siempre interesante.

PRESENTACIÓN Y ESCENARIOS

Usando una estética anime cell shading, God Eater 3 no revela lo último y más llamativo en gráficos para las consolas de la presente generación; de hecho se podría decir luce de la generación pasada, Playstation 3 o Xbox 360, con texturas en baja definición, modelados simples, iluminación sin efectos en el entorno, etc. Sin embargo el apartado artístico salva este punto con diseños llamativos para vestimentas, personajes y criaturas de todo tipo; los escenarios por su parte son bastante simples y lineales en forma de pasillos y caminos, con ítems que podemos ir recogiendo en misiones que nos pueden llevar mínimo unos diez minutos y máximo los cuarenta que nos permiten. dicho esto cabe destacar que al final de cada misión recibiremos un puntaje por nuestro tiempo transcurrido.

Las intros en forma de anime son bastante buenas, la banda sonora en general es muy inmersiva en todo momento, lo cual también ayuda a querer jugar más y más; de hecho, God Eater 3 es de ése tipo de títulos que uno desea jugar por 1 hora, y termina pegado al control por 3 o más, gracias a la profundidad de su historia, los eventos que suceden y el nivel de desafío que presentan los Aragami.

Para terminar y hablando del gameplay, se puede decir que está muy cuidado, sin caídas de cuadros por segundo sin importar el nivel de acción en pantalla; por su parte en el sistema de combos y ataques cuerpo a cuerpo encontramos los normales y fuertes, y luego otros especiales dependiendo de las habilidades que hayamos escogido antes de entrar en batalla. Para las armas de largo alcance, como rifles, snipers, pistolas, escopetas o ballestas, God Eater 3 permite tener diferentes tipos de munición, este detalle se suma a el saber escoger nuestras armas y las habilidades avanzadas de nuestro equipo, para crear estrategias de combate y lograr derrotar los Aragami. Dado que hay escenarios técnicamente de fuego y hielo (entre otros) necesitamos saber qué armas son las mejores en cada circunstancia.

IMPOSIBLE ABURRIRSE

Quizá God Eater 3 no sea el juego con el mejor apartado gráfico, pero sí ofrece una muy grande cantidad de atributos, opciones y elementos para usar, desde nuevas armas, especiales, ítems, habilidades, etc, el juego nunca es aburrido ya que siempre ofrece algo nuevo. Su historia por otro lado es bastante atractiva y acompañada de geniales intros de animación y una banda sonora impecable, es muy sencillo perderse en la historia que nos presentan.

Si gustan de los juegos tipo hack’n slash, con muchísima acción, mucha variedad de armas, personajes llamativos, estética anime, horas de juego y elementos de RPG, no pueden dejar escapar God Eater 3, un título que además puede jugarse en cooperativo.