GRID | Reseña

Codemasters estrena un “reboot” de su saga de carreras con autos de varias disciplinas; llamado simplemente como GRID, esta nueva entrega de 2019, para Playstation 4 (donde reseñamos), Xbox One y PC, imprime toda la acción y emoción tan característicos de la franquicia, mientras se alimenta de un apartado gráfico, principalmente llamativo por sus grandes efectos climáticos y de iluminación.

EL EGO ENGINE 3.0 A TOPE

Si hay algo claro en el juego de Codemasters, es que su motor gráfico es ya sin duda el sello de la casa; nombrado EGO Engine, y actualmente presentando su versión 3.0, ha sido el motor por excelencia para importantes juegos como DiRT 4, DiRT Rally 2.0, F1 2019, por decir los más nuevos o de está generación, y en anteriores entregas el EGO ha estado presente en Grid Autosport, Dirt: Showdown, Bodycount y otros; en pocas palabras, ya se dan a la idea. En general el EGO Engine ha sido una herramienta que los desarrolladores han logrado aprovechar sobre todo en los títulos de carreras, presentando un aspecto casi fotorrealista, con tonos cálidos, texturas de muy alta calidad, efectos de luz sobresalientes y una impecable suavidad en cuadros por segundo (FPS), y en GRID no hay excepción pues encontramos todo lo bueno del motor.

GRID de entrada es un llamativo espectáculo visual, hablando de escenarios y efectos de iluminación, donde el juego brilla más, podemos ver todo lo que ya mencioné, texturas muy cuidadas, tonos cálidos, una gran suavidad en la animación, efectos de luz sinceramente impresionantes y unos efectos de clima (sobre todo en la lluvia) sorprendentes; hablando de la lluvia por ejemplo, es grato encontrar los efectos vistos, prácticamente, en F1 2019, los cuales de por sí ya eran bastante buenos. Aquí entra en la receta la lista de autos de varias disciplinas por lo que la saga es tan conocida, cada auto presenta un acabado visual de texturas del tipo realista, presentando mugre, tierra, polvo y rayones por el uso en las carreras, algo que impregna de realismo el título, asimismo las gotas de lluvia se pueden apreciar en la carrocería y la vista interna de cabina con este efecto de clima es simplemente sorprendente, al punto que tendremos tanta agua en el parabrisas, que puede ser muy complicada la conducción. Siguiendo con el tema de los autos, si hay algo de lo que me podría quejar, es que no presentan un modelado tan elaborado, pero es fácil olvidar esto al notar todas las demás cosas buenas que gráficamente hace el juego.

En torno a los diseños de escenarios las noticias van por buen camino, pues encontramos muchos elementos que dan vida a cada uno de ellos, obviamente los circuitos urbanos son los más llamativos, con edificios, avenidas, saltos, puentes y túneles, pero en términos generales lo que hace que GRID sea tan bueno en todos sus lugares de competencia, es que el público está bien presentado (incluso reacciona al chocar en los muros), pero también hay elementos como globos al inicio de carrera, fuegos artificiales en la noche, helicópteros que siguen la competencia, trozos de papel que festejan la victoria y más. Sin duda GRID sabe plasmar un ambiente lleno de vida y emoción, y es algo muy importante pues no muchos juegos logran eso.

Ya para terminar, GRID presenta iluminación HDR (igual que como los últimos títulos de Codemasters), así que el juego en lo visual se puede decir que gana el doble en lo llamativo.

JUGABILIDAD Y CAMPEONATO

GRID como siempre lo ha hecho, presenta un gameplay o control de autos del tipo arcade, mezclado con un poco de simulación, en general la balanza se inclina más a lo arcade, y esto permite que logremos momentos impactantes, por ejemplo con autos prototipo de resistencia en saltos, en la ciudad de San Francisco, o derrapes imposibles con un monoplaza bajo la lluvia. Si buscan simplemente divertirse a toda velocidad, sin preocuparse mucho de una trazada ideal o de saber calentar los neumáticos, GRID es para ustedes. Pero repito, aún así hay algunos elementos de simulación, empezando con el peso de los vehículos, o capacidad de aceleración. También cada auto puede ser tuneado en cierto grado, para nuestra mejor conducción.

Hablando del modo de campeonato, este es bastante simple y muy directo; es decir, simplemente tenemos una lista de diferentes carreras en varias disciplinas (carrera y time attack) en donde vamos avanzando al ganar los primeros puestos, cada competencia está dividida en rounds, o sea en cantidad de carreras a ganar, al desbloquearlas podremos ingresar a otra, y lo bueno del título es que da total libertad para que avancemos en la modalidad de queramos, por ejemplo, GT, monoplaza, tuners, etc. Al final, al haber ganado todas las competencias de alguna clase, somos invitados a una ronda final y así sucesivamente.

GRID además nos permite subir de nivel como conductores, esto es ganando puntos mientras conducimos en cualquier modo, y subiendo de nivel podemos desbloquear elementos de plantilla para nuestra tarjeta de jugador, o skins para autos, etc. Asimismo cabe destacar que en todos los modos de juego ganamos dinero, con el que podemos comprar los autos… pero claro, el modo de “carrera rápida” es el que menos ganancias da, así que entrar a Campeonato es lo opción ideal para comenzar hacer nuestra colección de favoritos.

ÉSE PILOTO ME ODIA

Nuevo en esta entrega de GRID tenemos el “nemesis”, una inteligencia artificial que literalmente se cansará de nosotros si conducimos como dementes. Si usamos otros autos para frenar, adelantamos de manera brusca, chocamos sin cuidar nuestra velocidad, o rozamos peligrosamente otro auto (por ejemplo) nuestro ingeniero de pista nos alertará que tal piloto le hemos derramado el vaso de agua, prácticamente, y que tarde o temprano irá por nosotros. Esto quiere decir que nos tendremos que estar cuidando durante la carrera, ya que el otro piloto intentará “regresarnos el favor”, incluso podrá realizar alguna jugada sucia, sacándonos de la pista, o hasta de la competencia, y GRID tiene un sistema de daños con límite, o sea que podemos arruinar el auto por completo. A todo esto cabe decir que podremos tener más de un nemesis en la pista, e incluso, nuestro compañero de equipo también puede ser un nemesis si no lo tratamos decentemente, lo que llevará a que no siga nuestras indicaciones y jugándonos en contra.

En lo referente a las indicaciones que menciono, el juego permite que con la cruceta del control le pidamos al ingeniero de pista que comunique al otro piloto de equipo que defienda su posición, que trate de adelantar o simplemente podemos pedir información sobre en qué puesto se encuentra, por ejemplo, podemos avanzar al primer puesto, y dejar al compañero en segundo lugar y pedirle que defienda, de esta manera la victoria estará prácticamente asegurada. Claro, si no llega uno o varios némesis a arruinarnos el día.

FANS DE GRID Y DE LOS AUTOS COCHINOS

Con una IA bastante realista, e inmersiva, en GRID literalmente cada carrera es diferente, así que el juego gana puntos por eso, por otro lado su acabado gráfico es impecable, sobre todo en la lluvia y efectos de atardecer; los autos por su parte tienen un aspecto muy llamativo del “ya lávame cochino” con polvo, tierra, rayones, y todo lo que imaginen (solo falta caca de paloma) así que tienen un aspecto de uso rudo, no son autos de agencia dando vueltas, son carros de carreras y GRID muestra esto a la perfección. Al final si me pudiera quejar de algo, es que se echan de menos las competencias de drifting, y que no tenemos un garage específico para sólo ver los autos comprados, fuera de eso, GRID es casi perfecto.