Need for Speed Heat | Reseña

Electronic Arts y Ghost Games vuelven a la carga con una nueva entrega de Need for Speed, una de las IP’s más famosas del mundo de los videojuegos y el género de las carreras estilo arcade que, después de dos años de descanso, llega con “Heat”, entrega que parece retomar el buen camino.

NEED FOR SPEED HEAT

Siendo esta ya la cuarta entrega de Need for Speed en la actual generación de consolas (Rivals, Need for Speed, Payback, Heat), Ghost Games regresa para retomar el rumbo de la saga presentado una mezcla de elementos que anteriormente fueron bien recibidos por los gamers en pasados títulos, tales como es el mapa de mundo abierto, correr en la noche, persecuciones y un alto nivel de personalización, entre otras cosas, agregando a todo esto una historia de corrupción en el mundo del motor y la cultura underground de las carreras callejeras. Dicho esto, “undeground” será lo primero que les vendrá a la mente con Heat.

Nuestra aventura se desarrolla en Palm City, una lugar ficticio inspirado en la ciudad de Miami, Florida, esto es suficiente para entregar un estilo visual muy llamativo que juega con los tonos pastel, luces de neón, la playa, el cielo azul, y casi casi, hasta los flamingos y las gaviotas; un poco más y estaría hablando de Miami Vice y un arte ochentero, pero el juego necesita de autos actuales, así que la cosa termina allí. Need for Speed Heat aprovecha esta paleta de colores y tonos para resaltar un nivel gráfico llamativo de día, y espectacular de noche, del cual hablaré más adelante.

POLICÍAS BUENOS Y POLICÍAS MALOS

La historia de Heat no es algo que les vaya sorprender, simplemente está allí prácticamente como un complemento y tener cierto desarrollo mientras estamos en las carreras y persecuciones; basta con decir que conoceremos policías buenos y malos, que tratan de poner en regla las calles nocturnas de Palm City, cuando se realizan las competencias ilegales, y mientras tanto, nosotros seremos “l@s nuev@s en el pueblo” que sólo intentan darse a conocer, para más tarde, verse inmersos en una historia de corrupción.

need-for-speed-juegos-de-carreras

LO BUENO, LAS CARRERAS

Pero donde sí funciona mejor Need for Speed Heat, es en sus carreras urbanas de día e ilegales de noche. Aquí el título como ya sabrán presenta básicamente dos horarios, el día, para competir en circuitos callejeros, y ganar dinero (básicamente) y de noche, para realizar competencias ilegales e ir subiendo en el ranking de búsqueda de la policía de Palm City, esto para desbloquear nuevos autos y piezas. El clima por su parte no es dinámico al igual que los cambios de horario, pero cambia al salir del garage, por lo que podremos encontrar desde una simple llovizna, hasta tormentas, cielos despejados y más, dando así una serie de efectos visuales muy llamativos. Aquí tengo que resaltar que uno tiene la opción de cambiar de día a noche, dependiendo del tipo de competencia que realice.

Hablando del sistema de control el juego es totalmente arcade, y aunque tiene algunas opciones para cambiar el gameplay del auto, como la sensibilidad del volante, nunca se verán en problemas por conducir en asfalto mojado, salir al pasto, cruzar charcos de agua y más; incluso las físicas de colisión no penalizan el manejo al chocar contra palmeras, postes de luz, gasolineras, rocas o vayas, pues todo (a excepción de pocos elementos) puede ser destruído a nuestro paso como si el auto que conducimos fuera hecho de un material indestructible. Dicho detalle es ideal para no preocuparse en el momento de escapar de la policía o mantenerse en alguna competencia, pero puede alejar a quienes busquen algo de complejidad o de dificultad por parte del escenario. En pocas palabras nuestro auto puede en algunos casos frenar un poco la velocidad en todos los elementos destructibles. Finalmente hablando de la IA, está puede ser reducida o aumentada con tres niveles de dificultad que podemos elegir.

NO TODO BRILLA EN PALM CITY

Need for Speed Heat sin duda hace cosas muy bien, como su tan cuidado nivel técnico y sus efectos de luz (HDR incluído), sus efectos sonoros y su estilo “undeground” en las competencias de noche, así como el diseño de la ciudad y alrededores, sin embargo, tiene algunas cosas que no son tan buenas, por ejemplo la banda sonora, la cual se acerca más a una película de Rápidos y Furiosos, por otra parte el juego aún tiene algunos bugs como la aparición de texturas y elementos en pantalla cuando estamos en el garage, una IA muy torpe para los autos civiles del juego (casi inexistentes) y finalmente un molesto crasheo del juego que en lo personal ha hecho que incluso deba apagar mi Playstation 4 de lo horrible que se pone, este hecho por lo que se ha mencionado en foros, puede ser debido (dicen) por usar autos con muchas capas de pintura para los diseños personalizados de skin, así que veremos si esto se corrige con alguna actualización. Y ojalá que sí, porque tengo un diseño muy “Initial D”, que quiero usar y no puedo :c

Y ya para terminar el apartado, al menos en Playstation 4, Palm City es una ciudad bonita, pero muerta. Y sí, sus gráficas y diseño son bastante buenos, pero se echan de menos los peatones, animales, basura tirada en la calle, un ambiente vivo… no sé, para los que hemos jugado GTA o Midnight Club, es gratificante controlar un auto en un ambiente que se siente lleno de vida, con aceras y calles imperfectas, con baches, suciedad, personas, animales, estaciones de radio muy variadas y más, y creo que este detalle es de lo que más necesita Heat. Eso y que los autos se ensucien, no sólo se rayen un poco y se dañen un poco. Pero bueno, esa sólo es mi opinión.

AL MENOS ES EL MEJOR

Quizá Need for Speed Heat no revolucione la saga, pues ha ido por el camino seguro, presentando cosas que ya conocemos, y elementos que son favoritos por los gamers; su lista de autos es bastante amplia y maneja una selección para todos, desde clásicos, exóticos, importados y más, por su parte el gameplay es totalmente arcade y fácil de comprender por lo que cualquiera puede verse inmerso en Palm City.

Por otra parte tiene una historia muy sencilla, su nivel de daños en autos es bajo, y aunque tiene un apartado visual bastante decente, la representación de la ciudad como un lugar donde viven personas es básica. Aún así y en lo personal, Heat es el segundo Need for Speed que más me ha agradado de lo que va la generación, obviamente mi favorito es Rivals, pero Heat ofrece cosas nuevas que el otro no así que… oh, y al menos por el momento no hay loot boxes, ojalá no aparezcan después.

Si son fans de la saga Need for Speed, denle una checada a Heat, y si añoran Undeground, entonces también tienen otro pretexto para jugar está nueva entrega de EA y Ghost Games. Ahora todos crucemos los dedos por un buen Need for Speed en la siguiente generación. Que nervios.