Observer | Reseña en Nintendo Switch
Califica este artículo

Bloober Team y Aspyr ahora traen su aventura de exploración en investigación en un universo cyberpunk a la consola de Nintendo Switch, una adaptación del título originalmente lanzado en PC, Playstation 4 y Xbox One en 2017, que si bien presenta todas las características en diseño y narrativa que lo hicieron tan famoso, sufre de unos pequeños percances quizá debidos al hardware donde ahora es lanzado.

EL AÑO ES 2084

Para los que ya jugaron Observer en su tiempo, puede que les de curiosidad el adquirir de nuevo esta versión para Switch (si tienen la consola); los nuevos jugadores por su parte se sentirán sin duda atraídos por su narrativa seria, dramática, con mucha ciencia ficción y ambientada en un mundo cyberpunk. Observer es entonces una aventura de misterio e investigación no para un público infantil y ambientada en una Polonia del año 2084, época que está sobreviviendo a los estragos de una “plaga digital” que ha terminado con la vida de cientos de personas, llevando posteriormente a una guerra de droga y finalmente al control de una megacorporación. Aquí entran los Observer, una unidad especial de policía con el permiso y la autoridad para hackear las mentes de las personas para investigar casos delictivos y entre otras cosas.

Ya adentrados en la historia, nuestro personaje es el detective Daniel Lazarski, un Observer que una mañana al recibe una muy extraña llamada de su hijo Adam, quien para peor de los casos, supuestamente se ubica en un bloque de edificios en dónde sólo pueden residir los adictos de clase C. Este hecho obviamente pone en alerta al detective y luego de salir al sitio en cuestión descubrimos solamente un cuerpo sin vida. Y es allí donde prácticamente comienza nuestra historia, una llena de investigación y observación, para descubrir pistas que resuelvan los siniestros hechos.

UNA AVENTURA TOTALMENTE INMERSIVA

El mundo de Observer desde inicio y en todas sus plataformas disponible, es una aventura totalmente inmersiva e interesante, donde la narrativa está enfocada en la investigación al explorar distintos escenarios. La historia como pueden imaginar es muy oscura así que repito, no es para un público infantil.

En el caso de esta versión para Switch, Observer mantiene todas sus características narrativas y sin duda se esfuerza para mantener la misma calidad visual que también lo hace tan novedoso, sin embargo falla muy quizá debido a su hardware, así que encontraremos que toda la aventura estará plagada de texturas borrosas, poca definición en general, menos efectos visuales y un extraño poca percepción visual a la lejanía y dentro de cada escenario y escena. En cuanto a los cuadros por segundo, Observer también da uno que otro tropiezo, por ejemplo en modo portátil es totalmente jugable, con una animación estable y debido al tamaño de la pantalla, gráficos que denotan menos su menor calidad visual, sin embargo jugando conectados a una televisión el título nos entrega una que otra caída de cuadros por segundo (no muy habituales, pero están allí), y finalmente al contar con una pantalla grande, el nivel gráfico es evidente.

Ahora, cabe decir que estos detalles mencionados no afectan a la narrativa ni a la historia, pues es esta la misma, sólo nos encontramos con una versión que a nivel técnico es inferior a las de PC, PS4 y Xbox One, y aunque esto es evidente, pues el cambio es notable, tampoco es algo que arruine la experiencia o que nos entregue gráficos horribles.

UNA AVENTURA QUE VALE MUCHO LA PENA

Si nunca han jugado Observer sin duda deben darle una checada, comenzando porque es un título proveniente del mismo estudio que nos trajo Layers of Fear, otra experiencia, pero de terror, sin duda recomendable. Es entonces que Observer se gana los méritos necesarios para que nuevos jugadores lo prueben en la consola de Nintendo.

Por otro lado si ya poseen un Switch, y también ya han jugado Observer, entonces lo único que les frenará de tener de nuevo esta aventura cyberpunk, es el nivel de fans que son. Además cabe destacar, el juego tiene varios desenlaces, lo cual lo convierte en un título con un alto nivel de rejugabilidad.