Project Winter | Reseña

Cuando mi Editor en Jefe me mandó a reseñar el juego, no sabía nada de él, mi primer pensamiento fue ¿deportes en la nieve? (lo sé, lo sé) pero una vez que me puse a investigar, a ver gameplays y una que otra guía…. me encantó.

El juego te transporta a un “desierto” de nieve, en donde tú, en conjunto con otros ocho jugadores tienen que sobrevivir y hacer distintos objetivos para así poder llamar al rescate y ganar, el problema comienza cuando en el grupo hay traidores, los cuales tienen que detener a toda costa que los sobrevivientes salgan y sí, tu no sabes quién es.

¿Objetivo?

La meta como sobreviviente es cumplir diferentes objetivos como reparar estaciones u otras cosas, mientras cuidas tu hambre y tu calor, en la cabaña, en donde empiezas, puedes restaurar tu calor, al igual que con fogatas fabricadas de gasolina y madera, en cuanto al hambre, tienes que conseguir de los animales, de plantas, entre otras. (Un corazón humano de tu víctima).

Después de cumplir ciertos objetivos, tienes que ir a la radio en la cabaña a pedir el rescate, una vez pedido, te diriges al avión y listo, ganas. El objetivo de los traidores es dañar objetivos y matar a los sobrevivientes, en el caso de ellos, se encuentran balizas o baúles que solamente están para los traidores, pero si la abres cerca de un superviviente te delatará. El sistema de radios es interesante, puedes crear un radio de algún color, por
ejemplo, azul y solamente te comunicarás con los que tengan uno azul, en cuanto a los traidores, ellos tienen uno por defecto que puede igual delatarte si lo ocupas cerca de otros sobrevivientes.

El multijugador y la confianza es lo más importante

En muchos juegos actuales o en su mayoría de cooperativo la confianza y sobre todo el trabajo en equipo es muy importante, pues en Project Winter es lo más importante pero al mismo tiempo lo más peligroso, lo sé, perdón por esa frase de novela pero es cierto.

Como sobreviviente tienes que ayudarte y ayudar a tus compañeros ya sea si te piden algún recurso para reparar algo o si lo que necesitas es curarte o calmar el hambre, pero nunca sabes si esa persona que te está ayudando es un traidor y solo está ahí con el fin de sabotear tus planes. Esto es lo más interesante del juego, lo desconocido, él ¿será?, en mis primeros juegos y como para muchos otros tienes que confiar en el que te dice “recolecta esto” o “busca esto” pero conforme vas jugando vas aprendiendo ciertas cosas que identifican a los traidores.

Por otro lado, cuando me tocó ser traidor creo que fue lo más divertido, esa sensación de no saber quién fue cuándo vas y arruinas algún objetivo que los sobrevivientes habían batallado para arreglar, echar culpas falsas y hacer que maten a un inocente. Una de las veces, me tocó ser traidor con otro compañero, nos Iban a descubrir porque andábamos juntos y lo que le sugerí fue el que me matara para probar que no era traidor, sí, eso es lo más interesante porque funcionó, le creyeron por todo el juego hasta que ganamos al final de que nadie pudo irse.

La barrera del idioma y el tiempo de espera

En ninguna de las muchas partidas que jugué encontré a alguien que hablara español y aunque mi inglés no es tan malo, no es lo mismo que hablar en tu idioma natal, aunque que el juego esté disponible en español, ya es algo. El juego estuvo disponible desde el 7 de febrero, así que esperemos que pronto lleguen personas de otras partes hispanohablantes y sobre todo, a la hora de entrar a una partida, tardé hasta 10 minutos en que se juntaran los
ocho jugadores.

En conclusión Project Winter propone una muy buena temática, la idea de jugar con la confianza me parece perfecta, el tiempo de espera y la barrera de idioma si afectan a la hora de jugar, pero se espera que sea algo temporal, si me encontrara con más hispanohablantes todo estaría perfecto y podría olvidarme de las largas esperas.