Shenmue III | Reseña
shenmue3-sega-deepsilver-ysnet-yusuzuki

Deep Silver y Ys Net han cumplido el sueño de muchos gamers y fans de Yu Suzuki y la saga Shenmue, con la añorada y tan deseada tercera entrega que estos días acaba de llegar a Playstation 4 (donde reseñamos) y PC. Shenmue III es como un nostálgico y bien desarrollado viaje al pasado, en la que seguimos con la búsqueda de venganza y respuestas de nuestro héroe Ryo Hazuki con una aventura que lo ha llevado a Guilin, China.

UNA SECUELA DIRECTA

Si hay algo que sin duda encantará a los fans de Shenmue, es que Shenmue III prosigue los eventos de su anterior entrega, pero de forma inmediata; así que la nostalgia nos inunda por completo desde inicio del juego, como si nunca hubieran pasado tantos años desde Shenmue II (¡más de 18 años!); un primer adelanto a la épica y muy cuidada historia y narrativa que nos acompañarán por este juego que se podría decir, se ha convertido en un clásico instantáneo gracias a su público, y del que como no, nos gustaría ver un paquete en forma de trilogía y caja de colección ¿verdad que si?

Con una primera aparición en 1999 en la querida última consola de SEGA, Dreamcast, Shenmue asombró al público por su elevado apartado técnico (recuerdo perfectamente la primera vez que lo vi en una tienda departamental y quedé asombrado), pero más que eso, su estilo de jugabilidad y mundo. Un adelanto a lo que en años posteriores, los juegos de rol y de aventuras se convertirían. Sí, así fue la primer entrega de Shenmue, un juego adelantado a su tiempo con un mundo abierto, hasta dónde se podía lograr con el hardware de esa época, con una serie de personajes y NPC’s prácticamente con sus propias vidas y rutinas diarias, un escenario vibrante con sucesos cotidianos, cambios de horario, misiones alternas, un sistema de investigación sin guías o ayudas (en estos días sería hardcore), diálogos, muchos diálogos, multitud de minijuegos desde sencillos, hasta de maquinitas arcade y, por si fuera poco, un modo de combate inspirado en Virtua Fighter, otra de las famosas creaciones de Yu Suzuki.

Es así que Shenmue (desarrollado en esa época por SEGA AM2) entró al mundo de los videojuegos, con una arriesgada propuesta por lo novedosa y adelantada a la época, pero que por fortuna los gamers recibimos con emoción y asombro. Entre aquellos detalles también tendríamos que recordar la memorable historia de Ryo, quien de forma muy dramática, era testigo de la muerte de su padre a manos del infame Lan Di, evento que lo llevaría a un viaje lleno de peligros, misterio y también el descubrimiento de nuevas amistades. Posteriormente en Shenmue II, publicado en 2001 para Dreamcast y la original Xbox, Suzuki prosiguió la historia pero con algunos tintes más dramáticos mientras Ryo viajaba a Hong Kong , desenredando los secretos de la organización criminal de Chi You Men, y entregando un desenlace inmerso en suspenso, en una cueva, en las montañas Guilin, China, donde todos fuimos testigos de un mural que quedaría congelado por más de 18 años (prácticamente) y que casi como por magia, ahora en 2019 continuaría en ése lugar, con Ryo y su amiga Shenhua Ling, admirando un gran mural representando los espejos del dragón y fénix.

SHENMUE III, MANTENIENDO LA MAGIA

Anunciado oficialmente en la conferencia de Playstation en el E3 2015, Shenmue III comenzó su desarrollo con una campaña de Kickstarter, en la que luego de obtener el éxito rotundo gracias a su público, dio a conocer que su publicación llegaría a manos de Deep Silver, y bajo un trabajo por Ys Net, estudio de Yu Suzuki.

Shenmue III como ya imaginarán y probablemente saben, sigue inmediatamente los pasos de nuestros protagonistas en China, como si el tiempo no hubiera pasado. Es así que el título es un ataque directo a la nostalgia, y no sólo por su narrativa, si no por todo su apartado técnico y diseño de arte. Shenmue III es un juego que sigue el estilo completamente de sus pasadas entregas, pero con texturas en alta definición, mejores modelados, nuevos efectos de iluminación y más; cabe destacar que al decir “mismo estilo” me refiero a que los personajes, sus rostros, formas, diálogos y más, son completamente parecidos a los de las pasadas entregas, por lo que descubrimos que está tercera parte es más un ejemplo de un estilo de mundo Shenmue, una herramienta que al mantener tanto parecido, y al seguir la misma línea ya conocida, presenta un universo continuo y armónico para no romper con la narrativa.

FANS QUE SE SIENTEN COMO EN CASA

Shenmue III es claramente un juego hecho para los fans de la saga, tal es así que todo el sistema de juego sigue las mismas normas; es una aventura sobre todo de exploración e investigación en la que no tenemos muchas ayudas o guías, pues es tarea del jugador recorrer los escenarios hablando con los distintos personajes, para ir apuntando en la libreta de Ryo cada descubrimiento y pista que le lleve a lo siguiente en la historia; a todo esto se suma que el mundo de Shenmue III, como en anteriores juegos, mantiene la cotidianeidad de sus NPC’s, es decir, estos personajes no jugables siguen con sus rutinas diarias y sus vidas, lo que nos lleva a buscarlos en diferentes momentos y lugares. En pocas palabras, no están parados en el mismo lugar haciendo lo mismo todo el tiempo (al menos los importantes), así que incluso debemos prestar atención a las horas que podemos hablar con ellos. Shenmue III es una experiencia que te obliga a estar pendiente de su mundo, de tener presente todo lo que sucede para saber llevar el hilo de su narrativa y poder proseguir con la historia.

En términos generales la tercera entrega sigue los mismos parámetros ya conocidos, lo cual es bueno, pues no por nada los dos juegos anteriores son clásicos y siguen presentando hasta el dia de hoy, un buen nivel de reto para seguir la historia. Son títulos para saber explorar y disfrutar mientras se encuentra todo lo que se puede hacer, ya sea hablar con NPC’s, jugar minijuegos y hasta perfeccionar nuestro estilo de pelea, algo esencial pensando en que nos encontraremos con varias bandas criminales, rufianes y miembros de el grupo delictivo que perseguimos. Hablando de esto, el gameplay de pelea sigue estando inspirado en Virtua Fighter, pero ahora se siente un poco más sencillo, en este sentido me hubiera gustado más algo del tipo Yakuza.

UNA DIGNA TERCERA ENTREGA

Ya dije que Shenmue III es prácticamente dirigido para los fans de la serie, sin embargo nuevos jugadores también pueden experimentar su historia y, aunque es recomendable primero jugar los dos primeros títulos, disponibles para Playstation 4, Steam y Xbox One, Shenmue III contiene una corta película que a grandes rasgos cuenta su historia, para plantear los hechos y establecer en buena forma los eventos que dan continuidad ahora.

Lo que es importante, Shenmue III sigue manteniendo la magia y el encanto de su serie, una excelente noticia para los fans y que nuevos jugadores descubrirán como un estilo de títulos bien definidos. ¿Veremos un Shenmue IV? Sólo el tiempo lo dirá, mientras tanto nos quedan las esperanzas por ver una edición de colección con la trilogía completa, sólo deseamos no tengamos que esperar otros 18 años para eso.