Star Wars: Jedi Fallen Order | Reseña
starwars-jedi-fallenorder-ea-respawn-episode-darthvader--sith

Vámonos recio con esta reseña del último videojuego de Star Wars que ha caído salvajemente sobre las consolas del mundo entero. Así con la fuerza a tope y pareciendo que quieren dar semejante sablazo a los errores del pasado.

Star Wars: Jedi Fallen Order está publicado por EA Games, suficiente para darnos cuenta de que la aprobación sería complicada en un ambiente donde la mayoría del mundo gamer está descontenta con los entregado en la serie de Battlefront, pues como sabemos son juegos malos así llanamente, que se concentraron en el online y los mini pagos, cosa que no puede ser jamás bien recibida. Pero oh sorpresa que sacan un as bajo la manga y le piden a Respan Entertainment su ayuda para desarrollar el juego, los mismos de Titanfall -ya vamos bien ahí-. El resultado está para chuparse los dedos.

LO ÚNICO CAÍDO SON LOS FPS, UN POCO

Ambientado después de los triste y demoledores sucesos de Episodio III: La venganza de los Sith, y después de que el desgraciado Emperador mandara ejecutar la “Orden 66”, Cal Kestis es un joven padawan que trabaja para el Imperio Galáctico como vil obrero y con su pasado completamente secreto, precisamente para no levantar sospechas y que gusten de écharselo como a los demás Jedi -me duele aún mi corazón cuando recuerdo esa escena-. Sin embargo un tremendo accidente en la planta donde labora, hace que Cal deba usar la Fuerza para salvar a un compa, Prauf, el problema se agrava cuando la “Segunda Hermana” lo descubre y buscar exterminarlo, pero salen al quite Cere Junda y lo salva. De aquí en adelante la aventura se torna de 100 y solo podemos adelantarles que es cuestión de ustedes descubrirla.

JEDI RAIDER DRAKE

Es la mejor combinación que pudimos crear pero con algo de Souls. No, no estoy siendo agresivo ni criticón, pero Star Wars: Jedi Fallen Order es un juego con tres inspiraciones muy marcadas sobre estos tres juegos, Tomb Raider, Uncharted y Dark Souls. Déjenme explicarles porqué y además lo maravilloso que hace esta combinación.

Star Wars: Jedi Fallen Order es un juego lineal, y a la vez con decisiones paralelas, pues tenemos la oportunidad de visitar varios mundos a nuestro propio paso y en el momento que queramos, pero una vez ahí la cosa se vuelve lineal y con algunas opciones de exploración. Sí, igual que si estuviéramos en cualquiera de estos tres juegos, pero lo que toma de Uncharted y Tomb Raider, es precisamente esa posibilidad de escalar, deducir rompe cabezas para ingresar a cuartos escondidos o bloqueados y con la chance de buscar objetos. En verdad el juego se inspira en estas dos legendarias sagas para la exploración en cada uno de los mundos, pero con toda la atmósfera de Star Wars que no podrían dejar de sentir, jamás dejé de ver cosas que no transpiraran la tecnología mezclada con lo vintage de Star Wars, de ahí que la dirección de arte y el diseño de los paisajes me dejara absorto a cada rato. Y ni hablar de las secuencias de acción donde una parte es con guión y la otra hay que apretujar botones para no morir, igualmente muy al estilo de Uncharted y de las últimas entregas de Lara Croft, donde es pura acción, explosión, emoción y adrenalina y debemos actuar rápido de lo contrario moriremos, que si bien es cuestión de reaccionar rápido, sin duda dejan un sabor de boca maravilloso, más cuando hablamos de que el inicio es vertiginoso y difícil de no adorar.

Ahora viene lo tipo Dark Souls. Resulta que el juego no es tan fácil como apretar el cuadro para atacar con el lightsaber a cada enemigo que aparezca, pues debemos aprender a ser cautelosos y atacar cuando se deba así como bloquear o esquivar embates, y también por supuesto que usaremos el recurso de rodar en el suelo para no salir agraviados. Eso y la posibilidad de encontrar puntos de meditación para guardar el avance, son lo que más me hizo recordar a la difícil saga, pues estos reviven a todos los enemigos en el mapa, un punto a favor porque podemos matarlos cuantas veces queramos para subir de nivel aunque podría resultar un poco aburrida esta técnica.

Pero lo más fenomenal del asunto es que es imposible acabarse los mundos en una pasada pues hay lugares accesibles solo con ciertos movimientos de la Fuerza que nos serán revelados conforme avancemos, así nos obligan a regresar y sortear nuevamente algunos obstáculos, haciendo que el tiempo de juego se alargue bastantes horas más. Gracias Respawn!!!

El sistema de combate como ya les comenté, depende mucho de la habilidad y paciencia, haciendo mucho más emblemático eso de que los Jedi utilizan mucho su cabeza y la calma para tomar decisiones, no son arrojados ni agresivos pues la violencia no los lleva a ningún lado, y eso te pega en la cara cuando decides ser aventado, pues generalmente es como más fácil uno muere en el juego. Ven ahí Respawn Entertainment, los amo un poco más.

beststarwars-game-ea-jedifallenorder

FALLOS COMO TODO EN LA VIDA

Debo reconocer que los modelos secundarios están mejor hechos que el de Cere Junda, quien parece un Jar Jar humano por los tremendos ojos y la terrible animación que le hicieron, sin embargo no es de molestarse porque no es tanto el tiempo que la veremos, no así tanto como los de Stormtrooper que lucen hermosos, divinos, chulos de bonitos, nos encantan pues.

La caída de los FPS sí es algo preocupante por momentos pero que no afectan el gameplay, solo cuando uno quiere ver paisajes o entra a ciertos cuartos, pero nada que provoque la muerte en una pelea, por lo que no hay de qué preocuparse. Tranquilos ahí amigos. Dentro de estas fallas también nos conciernen algunas de programación en los enemigos, especialmente cuando se ciclan y no hay poder humano que los saque de ahí, y no me pasó pero vi algunos reportes en redes sociales del mismo, nada que una actualización no arregle honestamente, y como es Respawn, estoy seguro de que a la brevedad estaremos viendo la descarga en nuestra consola. Por eso ni me aflijo compas.

VEREDICTO

Detalles… pues básicamente de detalles es que este juego se va alimentando por todos lados, no solo los extraños nombres, los animales que cada vez son más y más desconocidos, las referencias a los hechos pasados, la posibilidad de modificar atuendos y el sable de luz, nuestro preciado droide personal que sirve de asistente y ayudante para abrir ciertos mecanismos, y esto por contar algunos, pues Star Wars: Jedi Fallen Order es una maravilla de datos, mundos, imágenes y referencias al gigantesco universo de Star Wars. A eso le agregamos el sistema de pelea, exploración, la nave que sirve como cuartel, la historia y el punto específico de la línea del tiempo, así como el tiempo de juego, podemos deducir claramente que Star Wars: Jedi Fallen Order es el título mejor logrado en lo que llevamos de esta generación de consolas, y que bien podría pelearle a varios más que están entre los mejores, pues la mejor jugada que pudo hacer EA es contratar a un estudio consumado en crear juegos de este tipo, dando en el clavo por donde le busquen, con pocos peros, pocas cosas en contra y una posibilidad enorme para crear secuelas o embarcarse en aventuras de otros personajes para nutrir el canon. Nuestra calificación a Star Wars: Jedi Fallen Order es de 4.9… pero ya que estamos allí, vamos a redondearlo.