Subdivision Infinity DX | Reseña

Blowfish Studios y Mistfly Games lanzan en Playstation 4 (donde reseñamos), Switch, Steam y Xbox One un juego de batallas espaciales con controles tipo arcade y vista en tercera persona, que les hará pasar un buen rato entre explosiones, peleas contra jefes de nivel, y momentos con algo de exploración para mejorar y poner a punto la nave que elijamos.

TODO BRILLA EN EL ESPACIO

Subdivision Infinity DX cuenta con cuarenta misiones bastante bien balanceadas, en las que tendremos que luchar contra naves pequeñas, drones enemigos y algunos jefes de nivel en forma de cruceros de guerra espaciales; la jugabilidad por suerte no es para nada complicada así que cualquier jugador, sin importar la experiencia que tenga en shooters podrán entrar de lleno en la aventura. Además, el sistema de juego permite modificar la dificultad para que tengamos una serie de ayudas, por ejemplo el famoso “auto apuntado” con el que tan sólo hay que acercar la mira al enemigo, para que automáticamente quede fija y lista para disparar, esto como imaginan, hacen el título aún más sencillo, dejando en última estancia un diseño de control, o mapeo de botones, en lo personal algo extraño pero funcional, por ejemplo aceleramos la nave con el gatillo izquierdo, con el que usualmente frenamos en los juegos de carreras, un detalle que si bien no es molesto, al inicio saca un poco de onda. Pero en cinco minutos ya estamos listos así que no es tanto el problema.

Finalmente hablando de este mapeo, es importante mencionar que hay varias configuraciones para que el jugador elija la más cómoda, opciones como colocar una mira invertida y esos detalles (pero el acelerador/freno siempre es así), asimismo otra elección rara es que para girar la nave tenemos que usar la cruceta del control. Fuera de estos detalles la experiencia es manejable y muy intuitiva, como dije, en menos de cinco minutos ya estarán explotando naves en el espacio.

Las gráficas y presentación general de Subdivision Infinity DX es buena, con texturas en gran detalle, fluidez de cuadros por segundo y una paleta de colores específica para los varios escenarios de la campaña para un jugador; todo esto acompañado de un modelado decente para objetos, naves enemigas y estaciones espaciales. Por su parte el diseño de nuestras naves de combate, que podremos ir mejorando y comprando, es bastante bueno y llamativo, y la iluminación en términos generales también es buena, con efectos de destellos y algunos reflejos que hacen de buen complemento para todo el apartado visual. Ya para terminar en el sonido, el soundtrack está compuesto por música electrónica, lo cual es un buen complemento para la aventura, y es más importante aún, ya que el juego no cuenta con diálogos de voz, sólo escritos, algo que se extraña un poco en este tipo de aventuras; igualmente los efectos de sonido para los rayos láser, y las explosiones están creados de forma decente, así que, aunque no los vayan asombrar, hacen bien su función.

ENEMIGOS, ENEMIGOS EVERYWHERE

La historia y narrativa de Subdivision Infinity DX también se desarrolla de una manera decente, no es mala, pero tampoco es que los vaya asombrar. Simplemente está ahí y sirve, así que cumple su función.

Básicamente nosotros somos Jed Riddle, un héroe que con la misión de investigar una instalación minera de pronto se encuentra con un montón de naves enemigas listas para hacerlo papilla espacial, así que obviamente nos tenemos que defender y enterarnos sobre qué es lo que quiere el enemigo etc, etc. Como dije todos los globos de diálogos no tienen actuación de voz, lo cual puede hacer algo monótona la experiencia, sobre todo hablando su posteriormente estamos más interesados en hacer explotar las cosas, que en por qué estamos allí. Y antes que se me olvide, Riddle no está solo, en su viaje contaremos con un acompañante para charlas, un robot que básicamente nos explicará las misiones, y más o menos lo que podemos ir haciendo en el juego, lo cual que lleva al siguiente punto, la exploración.

OYE, PERO QUÉ CARO ESTÁ TODO

Subdivision Infinity DX no se trata sólo de hacer estallar las cosas, también, gracias a la alta posibilidad de comprar armamento, mejorarlo, y mejorar nuestras naves (las cuales son varias) tendremos misiones enfocadas en la exploración, aquí básicamente podemos deambular por zonas llenas de asteroides que tendremos que inspeccionar para ganar recursos para así venderlos o usarlos para mejorar o comprar equipo. Asimismo tendremos algunas opciones espaciales con secretos para lo mismo pero ojo, en estas misiones de exploración tampoco estaremos solos, pues cada cierto tiempo aparecerán enemigos dispuestos a acabar con nosotros, por lo que tendremos que modificar nuestra nave para la herramienta de minería y además, un arma.

Cabe decir que por cada misión con historia también tendremos posibilidad de encontrar recursos y obtener ganancias, pero estas serán mucho menores en comparación de las que podemos obtener en las misiones enfocadas en la exploración; dicho detalle agrega más horas de juego al título, y más pensando que casi todo en Subdivision Infinity DX es sumamente caro, ya sean armas, naves, la evolución de estas, o mejoras generales, el juego se las arregla con unos precios inflados para hacernos exprimir los momentos de exploración. Por fortuna el diseño de naves es bastante bueno y tienen diferencias en control y poder (algunas están diseñadas para otros tipos de combate), lo mismo pasa con las armas, cada una es llamativa y sus mejoras son palpables, así que estos detalles hacen que sí queramos gastar de nuestro tiempo para obtenerlas.

FANS DE LAS NAVECITAS

Si son de los que aman los juegos con naves espaciales (Manticore, Everspace por ejemplo) entonces bien pueden darle una revisada a Subdivision Infinity DX, es un juego entretenido, bien hecho al que sólo le podría criticar que no tiene voces (ya siendo bien criticón), pero en términos generales es una buena experiencia, sobre todo por el diseño de naves y las misiones, además un detalle, las explosiones están bien logradas con un buen sonido y efecto visual, así que tiene más chiste hacer pedacitos a los enemigos con nuestras naves de diseños futuristas y ciencia ficción. Y ya saben, como hay multitud de elementos para comprar y mejorar, y todos están caros, pasarán horas antes que completen el juego.