This War of Mine: Stories – Father’s Promise – iOS | Reseña

De una vez les doy la calificación de este juego, les parece? No? Bueno, pero no esperen que sea generosa por el tremendo error que tiene en su programación.

NO SE PUEDE ASÍ

This War of Mine ya había salido previamente en el 2014 para PlayStation 4, consola donde lo jugué y lo disfruté enormemente por las historias que se mostraban conforme uno avanzaba en el tiempo; hoy tengo la oportunidad de descalificar este juego después de haberlo criticado tan bien en el sistema de Sony, y lo hago con la autoridad que me conceden varias horas de juego y errores terribles que no permiten a uno jugar.

This War of Mine: Stories – Father’s Promise relata la historia de civiles que deben sobrevivir de acuerdo a decisiones que el usuario realiza, siendo un juego de supervivencia, estrategia y en 2.5D, cualquiera esperaría algo un poco monótono y de buscar recursos para no morir, pero se convierte en una novela cuando leemos las historias de las personas que van apareciendo conforme logramos terminar un día e iniciar el otro, de igual manera con condiciones precarias. This War of Mine: Stories – Father’s Promise sin duda promete muchísimo si un día se deciden a jugarlo en serio en su iPhone o iPad -siendo esta segunda la mejor opción-, pero que una vez lo hacen, pueden salir muy molestos por los resultados de errores en la programación y que me hicieron sentir que perdía el tiempo con este juego.

No voy a ser benévolo con un juego que gracias a sus errores, provoca salir muerto y con la historia finalizada, y eso me pasó en algunas escenas donde después de recoger una cantidad tremenda de recursos súper útiles para salvar a mi hija y poder comer por fin, resulta que los malos del cuento se traban en la única salida que podía ocupar para escapar, manteniéndose ahí vibrando por el claro error de programación que no le permitía moverse a ningún lugar. Solo reaccionan cuando uno pasa por ahí. 11 Bit Studios, eso no me deja ganas de volverlo a jugar, porque planear y ejecutar para al final morir por un error, es una pérdida de tiempo, no tiene otra descripción.

BUENO PERO LOS GRÁFICOS…

No hay gráficos en el planeta tierra que salven un juego con errores. No hay, no existen, nadie los ha inventado. Los juegos se hicieron para también admirarse, pero su función es entretener jugándolos, así de fácil. Por lo tanto y teniendo bien en cuenta esto, por más que el juego tenga un diseño 2.5D suculento y genialmente bien hecho, no se salva de ser rostizado por un servidor.

La leve música y el diseño de audio es magnífico, no cabe duda que las maneras en que uno se mueve en los escenarios es genial y con un simple toque en pantalla -repetidos para aumentar la velocidad- podremos ir del punto A al punto B en el tramo más simple y rápido. Toda esta parte técnica es envidiable pues supieron como transportar un juego de consola a un dispositivo portátil que no necesariamente se requiere jugar con audifonos como muchos lo solicitan, solo es cuestión de poner atención e ir planeando el siguiente paso que se hace asequible gracias a las herramientas dispuestas para ello.

VEREDICTO

Pudiera hablar de más sobre este juego, pero no me lo permitiré debido a la molestia que invade mi ser por los errores que me hicieron perder mi tiempo y partidas, lo cual es inadmisible en cualquier juego. O simplemente piensen que hubiera pasado si Link nunca hubiera podido agarrar la espada, si el acelerador en Mario Kart no sirviera, o que Master Chief no pudiera recargar ninguna de sus armas. Si todo eso hubiera pasado, esos tres juegos no habrían jamás saltado a la fama.

Hoy This War of Mine: Stories – Father’s Promise salta vertiginosamente de mi iPad Pro al olvido. Así de sencillo, no pienso darle otra oportunidad a menos que la actualicen y se corrijan los errores.