Tiny Metal: Full Metal Rumble | Reseña

Desarrollado y publicado por Area 35 para Nintendo Switch y PC vía Steam (donde reseñamos), se trata de una aventura de estrategia con combates por turnos, muchas animaciones y más de 30 misiones, entre otras cosas, si son fanáticos del género, o de entregas como Advance Wars, lo querrán probar.

LA ESTRATEGIA POR TURNOS

Tiny Metal: Full Metal Rumble sin duda está muy bien balanceado, no sólo los jugadores experimentados se encontrarán como en su casa con este título, si no que, gracias a su sistema de controles totalmente amigable, los gamers novatos, o con poco conocimiento de los juegos de estrategia, también se verán inmersos en una historia fácil de manejar, con buenos momentos de acción y secuencias de guerra, así como una larga campaña de más de treinta misiones, las cuales, también son variadas, y que presentan formas diferentes para lograr ser superadas.

Entonces, Tiny Metal: Full Metal Rumble es un juego bien llevado en el terreno de la estrategia; básicamente mueves tus tropas por turnos, donde al final de cada uno de estos vemos una animación con nuestras decisiones en combate. Claro, si lo deseamos podemos saltar estas escenas, al igual que los diálogos de la historia.

Más allá de los gráficos y su estilo artístico (el cual es bastante bueno), Tiny Metal: Full Metal Rumble sabe brillar por su ritmo rápido y simplicidad de controles; mejorar tropas y herramientas, adquirir nuevas y prepararse para la batalla, son cosas muy sencillas y es fácil verse inmerso en la aventura. Como dije, aún si no son tan conocedores del género. Es así que Tiny Metal: Full Metal Rumble mezcla elementos (si no tienen mucha idea) como si se tratase de un juego de ajedrez con elementos que cuentan con sus propias cualidades (movimientos, rangos de ataque, poder, etc.) La dificultad igualmente está bien balanceada y lo mejor, si no tenemos mucho conocimiento, incluso desde los primeros niveles seremos instruidos por breves tutoriales que irán desde lo básico, hasta lo más complejo de batalla, pero siempre con ejemplos y consejos que están lejos de aburrir, y que invitan al jugador a seguirlos para que seamos nosotros, sobre cómo los podamos utilizar en las partidas. En pocas palabras, no estamos ante el típico juego que aburre y del que simplemente nos queremos saltar tutoriales, diálogos y animaciones.

EL SEGUNDO ELEMENTO DE IMPORTANCIA, LOS GRÁFICOS

Si por alguna razón no estás muy convencido del estilo de juego de Tiny Metal: Full Metal Rumble, entonces otro elemento que hará que sigas probando es su buen nivel de arte y gráficos, ya que de una manera muy amena he incluso hasta humorística, presenta escenarios y personajes muy coloridos (sin olvidar las animaciones); todo está logrado con un diseño estilo anime y manga, con modelados en 3D estilo toon o chibi, lo cual es muy llamativo, y todo esto resalta cuando acabamos nuestro turno, y vemos los “cortes de escena” en el que nuestras tropas, o tropas enemigas, realizan las instrucciones que recibieron de parte nuestra o de la bien competente IA. Se podría decir entonces que éste aspecto del título es suficientemente llamativo para mantenerlos pegados en la aventura, aún cuándo las cosas se pongan difíciles. Y es que pareciera que digo, que el juego se salva por los gráficos, pero no, más bien es que los gráficos forman una gran parte de la experiencia, y ayudan mucho a poder disfrutar de Tiny Metal: Full Metal Rumble por si dudas un poco de los juegos de estrategia.

Con gráficas muy coloridas y hasta cierto punto, risueñas, Tiny Metal: Full Metal Rumble se defiende muy bien y a todo esto se le suman una serie de animaciones fluidas y bien trabajadas con diálogos distintos para cada tipo de unidad (los cuales también pueden apagarse, si por alguna razón se terminan aburriendo).

CONTENIDO

Dejando de lado un poco la estrella del show, que es el modo de historia con más de 30 misiones, Tiny Metal: Full Metal Rumble también presenta el llamado Skirmish Mode o, Modo de Escaramuza, donde vemos más de 20 escenarios, y en el que podemos customizar nuestro estilo de partida con tres niveles de dificultad y otra más compleja, que podremos obtener mientras pasamos el juego; hablando del modo online, aquí descubriremos 88 escenarios de batalla, y en contenido extra, incluso podemos desbloquear canciones de la banda sonora (bastante buena por cierto), la biografía para nuestros personajes y más.

LLAMATIVOS ENCUENTROS DE BATALLA

En términos generales solo hay cosas buenas para decir de Tiny Metal: Full Metal Rumble; de comienzo pareciera un juego sencillo, sin mucha elaboración, pero rápidamente entre sus tutoriales, estilo de misiones y cantidad de cosas por descubrir en los mapas, así como de variedad de elementos y sus animaciones, uno rápidamente se verá sumergido en una aventura llena de chiste o carisma con sus buenos diseños y personajes estilo chibi. Tiny Metal: Full Metal Rumble es una buena entrega de estrategia lista para recomendar a un público fan del género, y a uno que no lo sea tanto, o que lo desconozca.

Tiny Metal: Full Metal Rumble contiene ése sentimiento de curiosidad y facilidad en control, que más tarde se puede convertir en algo demandante; por esto su curva de aprendizaje es buena, y lo mejor, hace que el título sea bastante inmersivo.