Umbrella Academy – Netflix | Crítica

La nueva adaptación de Netflix, en esta ocasión del cómic escrito por Gerard Way e ilustrado por Gabriel Bá, con portadas de James Jean, y publicado por Dark Horse durante el 2007; Recibe una inyección de fórmula N (producción impecable, inclusión, profundidad irrelevante, temporada de 10 episodios) y como resultado, nos ofrece una serie basada en sucesos del primer arco “Apocalypse Suite” y algunos más del segundo “Dallas”, y está bien, así, a secas.

Umbrella Academy ¿Apocalypse, Dallas, Suite? O lo que sea…

No quiero ser fundamentalista y declarar que el cómic es grandioso, una obra suprema en comparación de la serie, o algo parecido. La realidad es que al dar una nueva pasada a ambos tomos, hay algunas cosas en sus páginas que no les ha caído bien el paso de los años, e incluso pensar en ver lo mismo en live-action resultaría ridículo sin duda. Pero hay otros puntos, que siguen siendo excelentes. Y por fortuna, hay que decirlo, eso se refleja en la serie de una forma u otra.

El anuncio de la serie, fue tan emocionante como dudoso, después de ver otras pésimas adaptaciones de Netflix (Death Note, imposible de olvidar u obviar), la única esperanza estaba en que se trata de un cómic occidental, por lo que no hay demasiado que cambiar para el publico de este lado del charco ¿Cierto? Pero con la llegada de los trailers, entre la emoción de ver en pantalla elementos del comic, también creció el escepticismo al notar una de dos opciones, están saltándose el primer arco o lo mezclaron con el segundo, y en ese caso ¿Cómo es que tendrá coherencia?

Por suerte Umbrella Academy, la tiene. Ya que si nunca leiste los cómics, y ves la serie, todo tiene sentido, todo se mantiene al mismo nivel, y quizá incluso, el tiempo en pantalla para los distintos arcos sea casi el mismo, y en caso contrario, esta muy bien balanceado. Hay cambios en cada una de las historias, y no son pocos, pero bajo esa ignorancia, puedes disfrutar al 100% de cada episodio sin remordimiento, en caso contrario, también disfrutas en mayoría, aunque algunas cosas son difíciles de digerir por completo.

Mientras que los elementos más importantes, la sustancia misma de la motivación de los personajes se mantiene presente y se llega a profundizar un poco más que en algunas cuantas páginas impresas, hay cambios en sus historias, como en el caso de Vanya, Hazel y Cha-Cha.

Durante los primeros episodios, no pude disfrutar ni una sola escena de Ellen Page, ahí está. Fue hasta los últimos episodios, que llegue a verla de una forma interesante, que se ajusta más a lo que se puede esperar del personaje, con más motivaciones y rencores. Una historia con la misma base, pero reconstruida por completo en su desarrollo para convertirse en el Violín Blanco. Una historia más completa, más creíble, y mucho mejor contada, aunque lo cierto es que también es bastante predecible y llena de clichés actuales.

En cuanto al par de asesinos psicópatas, creo en este momento, que es lo peor y más aburrido de toda la serie. Mientras que en el comic se trata de dos personajes desquiciados, que disfrutan su trabajo, y se divierten torturando gente. En la serie los han convertido en oficinistas mediocres, de los que se habla sobre su locura y perfección, pero que en realidad solo vemos los despojos de un par de inútiles desdichados, que en caso de uno, le importa más el amor…

Por lo demás no hay mucho que decir, la producción y actuaciones, es lo acostumbrado de Netflix en cualquiera de sus series, la locación para la mansión Hargreeves es increíble, etc. Sigue la línea cercana a la realidad, aunque presenten escenas completamente inverosímiles o demasiado exageradas, para ser tomadas en cuenta como algo no imaginario, aunque el resultado juega a su favor en toda ocasión.

Lo más notorio de la serie, es la elección de banda sonora, donde presentan la canción perfecta para cada momento. Y al terminar cada episodio o maratonear la serie entera, es lo más memorable… Un punto a favor, pero también en contra. ¿O qué dice de tu serie, qué la música (no original) sea lo mejor de ella?

En todo caso, Umbrella Academy es una buena serie, y quizá el mayor problema que encuentro en ella es el hecho de que insisten en seguir llamando a estas producciones “adaptación”, cuando quizá deberían declararlas la “versión” de quien las produce. De esa forma han salido al mercado muchos cómics por diferentes escritores o ilustradores, sobre un mismo personaje, sin que exista mayor problema sobre los cambios en el mismo. Porque se marca un punto aparte, respecto al material original, en lugar de querer vender la idea, de ver lo mismo, en otro medio.

En cuanto a la segunda temporada que ya se ha confirmado (obviamente), quizá aparezca lo que faltó de Dallas, seguro veremos mucho más de Sir Reginald Hargreeves, la evolución de los personajes, etc. Dudo que pasen directamente a Hotel Oblivion, pero todo es posible a estas alturas de combinar arcos. Y spoiler, espero regresen antes del final de temporada para que Klaus salve al mundo deteniendo el maldito meteorito gigante, pero seguramente no será así, al menos, no de esa forma.

Ahora, con la cancelación de las series relacionadas a Marvel, este proyecto puede ser (junto a otras como Riverdale y Sabrina) la punta de lanza, para ver más adaptaciones de cómics por Netflix, tomando series de DC como Titans, e incluyendo más producciones originales de otras editoriales como Dark Horse (en este caso) u otras, si están interesadas (serie genial ver series basadas en algunos comics de Image)