VR Ping Pong Pro | Reseña
playstationvr-sports-pingponggames-playstation

Es un videojuego de Ping Pong en realidad virtual.

Ya acabé la reseña. ¿Ya me puedo ir? Creo que no, el editor en jefe dice que debo elaborar más. Y tiene razón, porque este juego se merece una buena y completa reseña por lo que es, por cómo se hizo y por lo que pretende entregar. Vámonos recio.

GANAR DOS DE TRES

Es que en serio sería absurdo ponerme a estudiar a fondo VR Ping Pong Pro y desmenuzando todo lo del juego porque en realidad es sumamente sencillo, lo cual le agrega muchísimo valor, es tan simple como entrar al menú, decidir en que locación y listo, ya estarán jugando a ganar dos de tres sets contra una raqueta voladora. Es así de sencillo y bien saben que muchas veces “menos es más”, y con este título logran sacar del parque la pelota, o mejor dicho, hacen un saque as con esta definición pues no pierden el tiempo en tonterías como presentar las raquetas, o el lugar, o una introducción con narradores, es simplemente el lugar, la mesa, pelota, raquetas y todo listo para pegarle e iniciar. Así de simple. Maravilloso en verdad. Pero hay más.

Por desgracia VR Ping Pong Pro sí tiene fallos y estos están relacionados directamente con la calibración, que es lo que podría poner en riesgo su éxito, pues es fácil que se descalibre especialmente por el movimiento natural del deporte, que uno tiene que cambiar las posturas y perseguir la pelota para acomodar un golpe certero y sobre todo, con el efecto necesario, por lo que mientras uno se va moviendo, la calibración se va perdiendo y es necesario reacomodarse en la posición inicial que la cámara detectó, y así no culpar al juego de nuestro golpes errados.

Yo lo hice varias veces, y como todo juego de realidad virtual es IMPERATIVO darle caña en un espacio abierto a una distancia correcta de la cámara y con suficiente espacio para no darse un guamazo ya sea en muebles o paredes, pues conforme van agarrando vuelo, el juego se torna más complicado y el contrario hará tiros más cercanos al filo de la mesa, complicando todo.

VR Ping Pong Pro cuenta con una lista de solo 12 trofeos incluyendo el preciado Platino, seguro se preguntan el porqué de esto, y va relacionado directamente con la dificultad que se maneja, que a pesar de tener nivel 1 a 5, mientras agarran la onda del golpe “al aire” -porque eso se hace con la realidad virtual-, perderán una cantidad industrial de partidos y podrán sufrir de frustración crónica. El más fácil de todos se llama “Bullied” y consiste en perder un set por 11-0, es creo el primero en lograr.

pingpong-psvr

PERO TAMBIÉN HABLEMOS DEL DISEÑO

No hay de otra, VR Ping Pong Pro realmente puede presumir de un gran diseño gráfico, tanto de los ambientes, la iluminación, sonido y la gente que pasa alrededor de donde uno juega, y a pesar de que hay lugares para todos los gustos, es quizá el parque mi favorito porque invita a relajarse y ver el paisaje de calma y paz. Claro que se acaba cuando uno pierde por pegarle mal a la pelota, pero repito, invita, ya que si no queremos aceptar la invitación pues no lo hagamos y ya.

Voy a comparar un poco VR Ping Pong Pro con Sports Champions, un juego para PlayStation 3 exclusivo por su uso con el PS Move, el cual contenía entre todos los deportes, el Ping Pong, modalidad que estaba diseñada realmente para súper humanos, pues a pesar de ser muy divertida, era irreal por la manera en cómo detectaba el golpe. Bueno, aquí con VR Ping Pong Pro tenemos ciertas fallas -fáciles de componer con una actualización- de cálculo en el golpe de la raqueta con la velocidad y el sentido del mismo, por lo que muchas veces será fácil ejecutar remates que salgan del escenario incluso, por lo que sí hay que tener cuidado en practicar mucho y calibrar su propia fuerza para el momento en que salgan al multijugador, donde las cosas son mucho más peliagudas que lo normal.

VEREDICTO

Lo vi en descuento en 19.99 dólares, bien invertidos si aman este deporte o lo usan como ejercicio, pues honestamente después de dos o tres partidas, se empieza a sentir el calor y pronto llegará el sudor. No es para los que quieran aprender el deporte de manera real pero es muy acercado a lo considerado como “simulación”.

Con varias opciones aparte del juego común, VR Ping Pong Pro resultó ser un juego más allá de solo pegarle y es en realidad una gran propuesta para mover el bote en las noches y divertirse mientras la máquina les gana con la mano en la cintura.