War Tech Fighters | Reseña

Optimus Prime en el espacio. Es la descripción que más se me viene a la mente cuando se trata de explicar de qué trata War Tech Fighters, una joya de combate galáctico al mero tipo de “dog fight”. Aquí nuestra reseña de esta maravilla de Drakkar Dev.

ESPADAZOS

Una tecla que van a amar es el cuadro -porque esta reseña se hizo en PlayStation 4- y en unos momentos sabrán porqué.

War Tech Fighters es un juego de “dog fight”, o sea que en el espacio estarán con su robot en segunda persona -si así se le puede llamar- y mediante un muy bien diseñado sistema de ubicación, deberán encontrar a sus enemigos que vienen simplemente a molestar y tratar de acabar con nosotros. War Tech Fighters está diseñado de manera muy pulcra y sin atestar la pantalla de anuncios baratos ni leyendas molestas, es solo el mini mapa abajo con indicadores en el marco diciéndonos dónde está el objetivo, ya con esto es suficiente para atacar a los villanos con un mapa de botones bastante intuitivo con el que disparar, defenderse y rematar al enemigo será pan comido.

En War Tech Fighters haremos de un robot gigante que deberá acabar con las fuerzas enemigas ayudado de otras colonias humanas que utilizan la misma tecnología militar, realmente la historia no es algo muy importante, pues a la hora de los trancazos eso queda muy atrás por la calidad del gameplay y la fluidez tremenda del mismo. Sin duda no estamos ante los mejores gráficos del mundo, por momentos incluso se ven un poco extraños, sin embargo no pierden lo emocionante cuando entramos en modo espectador, que en realidad es presionar ese botón de cuadro para lograr el “Engage” y así rematar al enemigo y darle su tiro de gracia con una animación brutal tipo Fatality, misma que es aleatoria en cada presentación, haciendo que no nos cansemos de este recurso.

Eso es en cuanto a los catorrazos, pero en el menú principal viene la otra parte maravillosa del juego.}

INVESTIGACIÓN Y MEJORAS

Una verdadera chulada el sistema de crecimiento, bien al estilo científico donde las mejoras son graduales y no tipo “con esto mejora vas a matar a todos de un golpe”, más bien es por porcentajes y conforme vayamos gastando dinero, iremos mejorando poco a poco siempre y cuando contemos con la tecnología suficiente, pues hay ciertas investigaciones que requieren un avance mayor.

Mejorar a nuestro robot también es gradual, incluso cada arreglo podría disminuir otros atributos, poniéndonos en un dilema si utilizar los recursos o no para incrementar nuestro poder. Lo bonito de esto es que el robot puede recibir arreglos en las piernas, espada, cabeza, torso, escudo… Sí, tiene una espada. Esta katana sirve para enfrentarse a otros robots del estilo en pelea cuerpo a cuerpo, y aunque no son los cotejos sumamente atractivos ni al estilo Street Fighter, sí cuentan con detalles que nos agradará encontrarnos, por lo que a pesar de ser pocos al principio, nos dejarán con las ganas de de más, haciendo que juguemos las misiones que nos van apareciendo y así avanzar en la historia.

War Tech Fighters cuenta con un avance de historia bastante bueno gracias a que a pesar de ser peleas todo el tiempo, las misiones no son repetitivas, pues en momentos será recuperar recursos -obvio con enemigos fregando incansablemente-, cuidar naves, rescatar compañeros, asaltar algún puesto de avanzada, por lo que la monotonía no es algo en War Tech Fighters, punto que se verá reflejado en la calificación final, ténganlo por seguro.

Otro gran acierto sin duda es la lista de trofeos, que si bien no es complicada, va premiándonos por pequeños logros generando esta sensación de buscar más por creer que serán fáciles, y conforme avanzamos se pone más peliagudo el asunto, sin dejar de ser asequible para todas las pericias. Así que si son malos, pueden lograrlo, y si son muy buenos consideren este juego un reto decente con muy buenos efectos especiales. Sin duda muy bonito.

VEREDICTO

No hay más que decir de War Tech Fighters, no se ocupan muchas palabras para describir un juego que no ha de tener los reflectores pero que es una gran adición a la librería de juegos, pues es concreto, directo y no se anda con rodeos ni diálogos extensos que generen un aburrimiento. Es un juego no para casuales pero tampoco se mete en estas descripciones de “es el Dark Souls de los mechas” ni nada por el estilo. Es un juego bien condensado y concentrado en entretener y no desesperar, y si son amantes del combate tipo StarFox, entonces DEBEN de probarlo.

Mi apuesta es para que más gente se sume al juego que aunque carente de multijugador, cuenta con una campaña sumamente apantalladora y que puede prescindir del online sin ningún problema. Realmente es una joya escondida que los amantes de las peleas espaciales tienen que intentar.