Zombotron | Reseña

¿Les gusta sufrir en los videojuegos? Pues hay un nuevo título en el horizonte, y estoy seguro en más de una ocasión les hará perder los estribos mientras tratan de llegar al próximo checkpoint; se trata de Zombotron, una aventura de vista lateral, que combina muchos disparos, una acción intensa y un diseño de físicas que nos pueden jugar a favor, o en contra, si no somos precavidos.

UN JUEGO DIFÍCIL

Diseñado por Ant.Karlov y publicado por Armor Games Studios, el juego nos pone en el papel de un mercenario que piensa que sólo se trata de un día más de paga en un planeta lejano… pues mal, muy mal, porque ése planeta lejano está plagado de mutantes, zombies e indígenas con sólo una misión: acabar con nosotros. Cosa que hará que nos volvamos locos en muchas ocasiones.

El mundo de Zombotron está lleno, repleto de cuevas, instalaciones con muchas armas, zonas secretas y villanos al por mayor; nuestro personaje podrá ir subiendo de nivel y obviamente, ir obteniendo mejores armas y equipo pero la mala noticia es que la munición no abunda, por lo que literalmente “cada disparo cuenta”; eso sin mencionar que debemos ir ganando bastante créditos para lograr obtener otras armas más potentes.

La dificultad entonces comienza cuando nos percatamos que no hay suficiente munición, después viene la complejidad para matar enemigos, que nos dicta que los tiros a la cabeza son nuestra mejor opción(un tiro no vale, más bien como 5 o 6), posteriormente vemos que todo aquel nos desea hacer daño, puede acabar con nosotros con unos tres golpes, y ya mejor ni digo si además nos tiran una lanza. En Zombotron nada perdona una equivocación, y mucho menos las físicas del juego.

Otro elemento con el que nos vamos a romper la cabeza es con el gran diseño de físicas, con pisos que se rompen, tablas que caen, contenedores que ruedan y hasta explosiones en cadena; todo esto puede ser usado para acabar con enemigos pero si no tenemos cuidado, también puede ser usado en nuestra contra. De esta manera el mundo de Zombotron nos pone las cosas muy complicadas pues hay que contar disparos, hay que saber dónde disparar y además, hay que saber dónde estamos parados. Los pisos se caen, las cosas explotan, y los enemigos llueven.

JEFES DE NIVEL Y ¿ALGUIEN HA VISTO MI MOCHILA?

Y si ya todo esto les suena peligroso, sumen a la lista los jefes de nivel, los cuales son increíblemente poderosos y en un segundo nos pueden matar. Prácticamente sobrevivimos cada checkpoint cuidando nuestra vida y armamento para llegar con el jefe de nivel y enfrentarlo con todo lo que tenemos; sin embargo la cosa cambia mucho, pues con los enemigos normales podemos tener un ritmo seguro y lento, pensando nuestras acciones antes de atacar, etc; pero con los jefes no es así, pues ellos llegan por todo, son rápidos y mortales, lo que nos obliga a cambiar la estrategia.

Seguro que todo fan de la saga Souls reconocerá lo siguiente, y es que en Zombotron cuando morimos podemos tirar nuestras pertenencias en ése lugar, así que al volver al checkpoint no contaremos con nuestras preciadas armas; tendremos que sobrevivir de alguna forma, llegar al sitio donde están nuestros recursos y recogerlos para seguir. Esto sucede tanto en niveles como en escenarios de jefes, así que… la cosa se complica aún más.

Finalmente y creo que con lo que leyeron ya queda claro el nivel de complejidad de Zombotron; es decir, no es para cualquiera. Definitivamente es un juego difícil, pero más allá de los enemigos (repetitivos eso sí) y los intrincados diseños de nivel, otro elemento que los hará seguir es la banda sonora.

¡SUBELE AL VOLUMEN!

Zombotron tiene se podría decir, una de las mejores bandas sonoras y que mejor se acoplan con la acción. Sus ritmos son fuertes, con intensidad y rudeza, cosa que forma un ambiente de peligro y de emoción, y eso no es todo, los efectos de sonido para las explosiones y las armas son excelentes, así que reventar zombies y demás peligros es una tarea muy llamativa, elemento que como ya dije, hace que la alta dificultad pase un poco a segundo grado. En pocas palabras, no desearemos dejar de jugar.

Ahora sí para terminar, Zombotron (disponible en PC y Mac) es un gran título de disparos, pero cuidado, está muy enfocado a quienes buscan una experiencia intensa y compleja, donde acabar sin vida en cualquier momento es una amenaza contínua; dicho esto Zombotron definitivamente no perdona ninguna equivocación, es implacable con el jugador, pero quién se aventure a jugarlo encontrará una gran experiencia y recompensa… la de pasar el juego y reventar muchos jefes de nivel.