Dragon Ball Z: Kakarot | Reseña
dragonballz-kakarot-bandainamco

Una casi una imposible tarea para lograr, y una famosa serie de anime para adaptar, Dragon Ball Z: Kakarot es una entrega se puede decir perfecta para cualquier fan de la serie, juegos de rol, peleas, de aventuras y por supuesto de Goku y compañía ya sea en manga o anime. El juego por CyberConnect2 y Bandai Namco sin duda ha puesto una marca alta, en lo que un título de Dragon Ball debería ser.

¡¡KAKAROTO!!!

Adaptado del anime Dragon Ball Z, estrenado en 1989, esta entrega a videojuego para Playstation 4, Xbox One y PC en Steam presenta grandes elementos de un juego de rol, así como secuencias y oportunidad de exploración en misiones y aventuras que además, desbloquean o nos hacen descubrir detalles que hasta ahora no habían sido narrados dentro del universo de DGZ, sin duda una muy grata sorpresa en la que el juego nos sigue alimentando estas populares aventuras de Goku y que por años han seguido vigentes, ganando por si fuera poco más y más fans.

Por lo mismo la tarea de hacer un juego que adaptara Dragon Ball Z era cosa bastante arriesgada, sin embargo CyberConnect2 responsables de títulos como .hack//G.U. Last Recode, o Naruto Shippuden: Ultimate Ninja Storm 4 – Road to Boruto, por mencionar los más recientes (pues tienen muchos más en repertorio), así como del próximo Fuga: Melodies of Steel, supieron plasmar su experiencia en un gran juego de rol y aventuras, ideal para los fans, pero también para un nuevo público que quizá no tenga experiencia con los RPG o que conozca por menos Dragon Ball. Esto porque simplemente el juego es interesante de inicio a fin y está plagado de lo que mejor sabe hacer Dragon Ball Z, y eso son sus combates y poderosos enemigos.

ÉPICA PRESENTACIÓN

Hablando de los combates, la punta del iceberg del juego, se puede decir que seguridad que son muy llamativos, no solamente por sus geniales secuencias de animación, diálogos, efectos sonoros y dramatismo, también por el frenetismo de la acción en pantalla y un sistema de peleas algo parecido al visto en Xenoverse, cosa que a los fans les podría agradar bastante y más por no repetir la receta de Dragon Ball FighterZ de Arc System Works (otro impresionante juego), así que en está ocasión estamos ante un control de sencilla comprensión con un botón de golpes básicos, bloqueo, Ki Blasts o para teletransportarnos, sin embargo aunque suene básico esto, el título permite obviamente, como buen RPG, ir aprendiendo nuevas habilidades activas y pasivas, y para cada personaje; algunas de estas las iremos desbloqueando simplemente por pasar misiones, pero otras serán por medio de ganar etapas de entrenamiento, en las que luchamos contra oponentes de diferentes niveles. Claro, es lógico pensar que mientras más jueguen, más sencillas serán algunos de estos encuentros, así que por decir, Dragon Ball Z: Kakarot se mantiene como para un público general, que busque una gran aventura pero nada hardcore que los haga romper el control.

Como dije, las batallas a nivel de historia son muy llamativas, e ir subiendo de nivel desbloqueará habilidades con sus respectivas animaciones, cosa que sirve como cereza del pastel y convirtiendo el título en algo cinemático, además de esto por supuesto que siendo Dragon Ball, tendremos habilidad de transformación para cada personaje, aunque un detalle importante a tomar en cuenta es que dichas transformaciones drenan mucho el HP del personaje, lo que convierte a esta herramienta de enfrentamiento en algo como crucial pero de “saber utilizar a tiempo”, cosa que agrega un sentimiento de estrategia en el combate. En pocas palabras es más que un “aplasta botones”.

¡¡APOYO!!

Clásico en las aventuras y peleas del mundo de “Goku y sus amigos” es que no siempre tendremos que vernos en solitario en cada batalla, pues el juego también cuenta con sistema de apoyo, los cuales como dice el nombre, nos ayudarán en momentos de pelea, pero no mientras exploramos y buscamos comida, dichos personajes es claro decir, se presentan de acuerdo al desarrollo de la historia, pero si son fans seguro ya se imaginaran la compañía dependiendo del enemigo. Aquí como detalle es que al finalizar la historia podemos elegir a nuestra “party”, por si tienen sus favoritos.

¿Pero qué sería del mundo de Dragon Ball Z: Kakarot sin sus escenarios? Por fortuna el juego nos presenta varias zonas para explorar, en las que encontraremos misiones principales y secundarias, y que al realizar las batallas iremos desbloqueando las que sigan, igualmente y como es de esperar al seguir una historia cada misión principal es obviamente lineal, es decir, llevan un orden específico basado en la historia de Dragon Ball Z, así que ya es decicion de cada quien hacer “puras principales o jugar alternando con las secundarias”. Básicamente esto si desean avanzar más, o menos rápido en la historia, pues las secundarias se pueden superar en cualquier orden. Por cierto, el juego no tiene opción de dificultad, así que subir de nivel y mantener en buen estado la party es primordial. Finalmente el título además de ponernos a coleccionar orbes (para mejorar habilidades), tiene oportunidad para buscar recursos, pescar, cocinar (detalles que mejoran el HP), y… pelear contra dinosaurios.

MUY BONITO

Dragon Ball Z: Kakarot luce un apartado visual en cell-shading, acompañado de animaciones bastante bien elaboradas, cosa que sirven de buen complemento para la historia y el mundo que nos presentan, sin embargo tampoco es que sea un referente gráfico. Aún así creo que el sentimiento del juego, que es plasmar el mundo de DGZ, es realizado a la perfección, servido mundo por su estilo de arte, clásica banda sonora y el carisma que ya todos conocemos del manga y anime. Es decir, el juego tiene su chiste, y eso es bueno. También hay que destacar que sin importar la intensidad de las peleas, la aventura se mantiene en un frame rate estable. pero más que eso, es que llegado el momento también podemos buscar las Esferas del Dragon, esto para ganar recompensas en forma de dinero o mejoras, dicho elemento será como oro para los fans del material original, pero quizá un poco repetitivo para un público general que sólo busque pasar la historia.

ES GENIAL

Si aún no adivinan el veredicto, ahí les va. Dragon Ball Z: Kakarot es uno de los juegos de la generación que sin duda los fans estaban esperando, su sistema de rol con exploración y narrativa están muy bien balanceados, y lo mejor de todo es que el título ha sabido transportar la diversión, carisma, y magia de la fuente original al mundo de los videojuegos, así que es una genial noticia. Como dije, si ya son fans de la saga, no lo deben pensar mucho, sin embargo si tienen una noción de lo que trata el juego, y les gustan los RPG entonces tienen un título interesante que bien pueden probar. Finalmente si les gustan los títulos de acción con peleas, o conocen juegos como Naruto Ultimate Ninja Storm, Dragon Ball Z: Kakarot será otra buena opción de compra.