Journey to the Savage Planet | Reseña

Disponible ya en Playstation 4 (donde reseñamos), Xbox One y PC vía la Epic Games Store, el juego por 505 Games y Typhoon Studios, es una propuesta de exploración y sin duda mucho humor, en un planeta lejano repleto de criaturas amigables, y algunas no tanto.

BIENVENIDOS AL PLANETA AR-Y 26, TIENEN GALLETITAS

Sin duda Journey to the Savage Planet tiene grandes elementos que podría dejarlo entre sus favoritos de ciencia ficción, de entrada el título nos presenta una historia plagada de humor, en dónde protagonizamos un, o una astronauta que acaba de “aterrizar” en un muy lejano planeta llamado AR-Y 26, esto para explorarlo y descubrir si puede ser habitable por los humanos. Como dije, la aventura inicia bastante bien, y entrega una buena dosis de humor, primero al descubrir que tendremos una serie de bizarros y cómicos videos de la agencia espacial Kindred Aerospace, que nos ha mandado con tal misión, también anuncios de TV del mismo aspecto (o sea, extraños, curiosos y llenos de humor) y finalmente conoceremos a nuestra IA quien nos acompañará en el trayecto de nuestra aventura e igualmente, podemos esperar un tono sarcástico y cómico en todo momento.

Para esta misión mientras exploramos, analizamos la flora y fauna, y nos veremos cara a cara con algunos jefes de nivel, también tendremos que buscar la manera de reparar nuestra nave, para así lograr volver a casa. Otro de los aspectos que les agradará saber es que los controles son muy sencillos, tan sólo tenemos un arma que iremos mejorando y con la mano izquierda podremos arrojar trampas de comida, o diversos elementos. Asimismo en nuestra nave podremos ir mejorando algunas cosas, por ejemplo más adelante tendremos un pequeño propulsor y un gancho de energía, para así llegar a zonas de los escenarios, a las que antes nos era imposible. Igualmente podremos ver videos y anuncios de TV, los cuales prácticamente hacen que el jugar valga la pena pues realmente son muy entretenidos.

UNA AVENTURA SIMPLE PERO EFECTIVA

Journey to the Savage Planet no es un título de grande presupuesto tipo AAA, así que hay cosas que quizá nos hubieran gustado ver, como un mundo abierto más grande, o la opción para conducir vehículos, o un apartado visual más detallado o con más efectos de luz, entre otras cosas. Aún así el título se las arregla para ser inmersivo, en el sentido que sabe presentar varios escenarios diferentes para no caer en la monotonía de estar escaneando continuamente todo lo que vemos, además y como ya dije, el humor ayuda en gran medida. Por su parte la dificultad de los enemigos es buena para meternos en algún que otro aprieto, pero nada que nos haga perder la calma.

El diseño de niveles es bueno igualmente, y siempre hay lugares por descubrir y a los que antes no podíamos llegar, sin embargo se extraña alguna herramienta de viaje rápido. Las texturas y modelados también son buenos y permiten hacer creíble todo el mundo que nos presentan, con un diseño de arte inclinado a la caricatura, por ejemplo será usual ver pequeñas criaturas llenas de ternura y ojos saltones, así como una paleta de colores muy saturada. En general Journey to the Savage Planet en general es llamativo, y más o menos lo pueden acabar en unas 10 horas, eso yendo directo al grano, y sin andar perdiendo mucho el tiempo. Así que dependiendo de su forma de juego, bien puede durarles más.

MÁS QUE BICHITOS GRACIOSOS

Entre otras de las cosas que hacen bueno este juego, es que además pueden disfrutarlo de manera cooperativa, aunque sólo online, de está manera el recolectar información y obtener recursos para crear herramientas y mejoras en la nave será más rápido, eso sin mencionar las batallas contra las criaturas que encontremos en el camino; igualmente algo que no he mencionado, es que el planeta, el cual se suponía no alberga vida inteligente, presenta una misteriosa torre que tendremos que explorar, con todo lo que esto conlleve.

Journey to the Savage Planet es una propuesta que seguramente les sonará a varios juegos más, sin embargo logra mantenerse fresco gracias a la gran dosis de humor que presenta en su historia y a lo largo de la narrativa, esto gracias a videos, diálogos y hasta el encuentro con graciosas criaturas. Se trata de una aventura bien lograda, la que si tienen ganas de andar explorando con un escáner les hará pasar un buen rato, además antes que se me olvide, el juego tiene un modo de fotografía con algunos filtros especiales.