Dr. Horrible #01
dr horrible

Un niño sueña en convertirse en alguien inolvidable. Veinte años después su nombre es impreso en un periódico.

Basado en el muy popular “Dr. Horrible´s sing-along blog”, una pequeña producción de cuarenta y dos minutos creada y dirigida por Joss Whedon (el mismo que nos trajera “Buffy The Vampire Slayer” y “Firefly”), que cuenta de una manera “musicalmente divertida” las peripecias del Dr. Horrible (Neil Patrick Harris) por ganarse no solo el título de súper villano, sino el amor de Penny, una chica se podría decir introvertida y de sentimientos nobles que de pronto cae en los brazos de Captain Hammer (Nathan Fillion), el héroe que normalmente frustra los planes del Dr. Horrible por dominar el mundo y que para colmo de los males (y como buen detalle) incluso le rompe la oportunidad de una relación.

Un trágico trío amoroso que muestra brillantemente como el villano llega a ser más humano que su antagonista (que denota una fuerte dosis de narcisismo), y como en medio de canciones y melodías el espectador descubre que la verdadera lucha entre el bien y el mal, reside en mayoría dentro del Dr. Horrible quien quizá no se percata que lo único que verdaderamente necesita es el amor de Penny y no la engañosa visión de gobernar el mundo con sus fechorías para ser feliz.

Ahora y debido al alto grado de aceptación llega el cómic publicado por Dark Horse, escrito por Zack Whedon e ilustrado por Joelle Jones (Fables, Popgun), en esta ocasión nos deleitan con una visión más extensa de esta historia, de hecho con la muestra sobre el inicio del Dr. Horrible, un pequeño muy inteligente que cambia su perspectiva del mundo al verse identificado con un villano que desea aceptación y no por un héroe que presume de sus proezas.

Un punto a favor (y muy grande) es que el humor, la ironía, la tragedia y la buena manera de sumergir al espectador (en este caso lector) no sufren en lo más mínimo al dejar atrás el detalle musical que tanto caracteriza al cortometraje. Vemos aquí la habilidad por parte del escritor de mantener el agrado y el interés del público, los diálogos, las situaciones. Y las ideas que se plasman en el papel dejan ver la profundidad de estos personajes que denotan vida en todos sus aspectos. Claro, todo sin perder la gracia.

El arte refleja el clima o el sentido del tema que se maneja, las ilustraciones son coloridas con un aspecto toon, lo cual enaltece (como es costumbre) cada momento presentado. Y sobre todo se agradece la calidad por saber mantener el parecido de los personajes con sus contrapartes reales (en este caso los actores)

Dr. Horrible, en este primer número, marca la intención por parte de sus creadores de mantener la calidad y ofrecer un trabajo que ameriten los fans de esta historia, no solo estamos ante un cómic lleno de humor, si no que además nos ofrece una perspectiva humana sobre una lucha entre el bien y el mal, ya sea internamente, en ideas o fuerza bruta. Todo puesto sobre una balanza donde los componentes son principalmente estos personajes, el Captain Hammer y el Dr. Horrible, quienes destacan por no ser simplemente “el bueno y el malo” si no por tener atributos que los vuelven reales, vivos y con un carisma, una gracia que se logró transportar del video al papel, de las canciones a las letras impresas y de la realidad, al dibujo. Un cómic interesante, que te obligará a ver el primer material, algo que fácilmente te atrapará y te convertirá en un fan de esta historia.

dr horrible