The Programme
programme

En los últimos días de la segunda guerra mundial un experimento alemán cayó en manos de los americanos. Décadas después, sería la única esperanza.

Wildstorm pública una serie de doce números, escritos por Peter Milligan (Hellblazer, House of Mystery) que presentan una historia no tan simple y de hecho, narrada de una forma no tan convencional. The Programme trata de un grupo de soldados, o más bien “súper-soldados” que de pronto han despertado en la actualidad, pero el problema de estos seres radica en que han sido programados para una tarea específica que sin más, es acabar con toda fuerza americana que se les ponga enfrente y no solo eso, sino destruir todo lo que para ellos no sea un ejemplo de socialismo.

Pronto somos llevados a situaciones de combate que comienzan en medio oriente y hasta los Estados Unidos, donde el punto de ver que ellos son imparables ya ha quedado más que claro en el lector. Pero estos soldados rusos no fueron creados por completo en su madre patria, se podría decir, “el prototipo” o donde comenzó todo, nació de experimentos alemanes durante la segunda guerra mundial, prototipo que después llega a los americanos; Este soldado se llama Max, quien luego de perder por completo la memoria vive sus días como una persona común. Pero ¿a quién obedecería Max si recordase sus instrucciones? ¿A los americanos, a él mismo, o a los invasores? ¿En realidad estos súper-soldados tienen conciencia de lo que hacen?

Claramente “The Programme” guarda una historia interesante de misterio y traiciones que muestran una ambigua moral que a profundidad va más allá de la violencia mostrada en sus páginas.

A diferencia de varios, encuentro que la fortaleza de este cómic radica en la forma de narrativa contada desde distintos ángulos en todo momento (algo que no a todos les puede alegrar), es decir, no solo se cuenta de toda la destrucción que crean estos seres, también en cualquier momento puede haber desde un flash back, a una muestra sobre lo que esta pasando en otro lugar con alguno de los otros personajes (incluso los secundarios) dando así una muestra del porque de algunos eventos, algo que lamentablemente (y si no se lee con calma) puede llegar a entorpecer la lectura de cualquiera. Aún así, se agradece que esto crea una identidad en todos los que forman esta historia, vemos las distintas formas de pensar y de como por ello cada quien escoge de que lado quiere estar en esta guerra, demostrando así y de una forma contundente que los “súper-soldados programados” son los únicos personajes con una construcción simple y de actos lineales, dejando como “eslabón perdido” a Max, quien al inicio lucha por recordar su pasado, pero como es natural, cuando es forzado a recordar, la historia cambia de tono y vemos dramáticamente como esta persona con nombre, de pronto olvida su humanidad, se transforma, y es programado de nuevo para justificar con hechos por lo que fue construido en un comienzo.

Las ilustraciones por C.P. Smith (Resistance) sin duda se complementan con el trabajo del colorista Jonny Rench (Gears of War), cada página muestra imágenes (acorde con la historia) que resaltan no por su detalle en objetos o personas, si no por el tipo de iluminación y las sombras que estas producen, todo esto sumado a distintos tonos saturados y algún uso de pantallas, marcan la calidad de principio a fin.

The Programme sin duda no es un cómic para todos, pero es uno al que si le dedicas su tiempo, y ves más allá de lo que cuenta, descubrirás que aquí los golpes y los poderes pasan a segundo plano… y así, puede llegar a agradarte.

programme