Daybreakers
daybreakers

Un sombrío y muerto mundo gobernado por vampiros, quienes están a solo un mes de extinguirse junto con los humanos.

Escrita y dirigida por Peter y Michael Spiering (The Spiering Brothers), esta cinta narra la visión de una desesperada sociedad al borde de la extinción debido a la sobrepoblación de sus individuos inmortales y la creciente escasez del alimento: La sangre humana. El problema que utiliza una corporación para mantener el control, sacar ventaja y tratar de ganar todo el dinero posible.

Protagonizada por Sam Neill, Williem Dafoe y Ethan Hawke esta historia de vampiros atrapa inmediatamente, a los pocos instantes cuando el espectador es bombardeado con largas tomas tétricas, frías, decadentes y desoladas mostrando un mundo que de pronto se transformó en un lugar donde una mirada es suficiente para notar que estos seres nocturnos no esperan nada, más que seguir andando en sus transitadas “vidas” Muertos de rostros pálidos que se mueven de un sitio a otro, mientras que la humanidad rápidamente se transforma en un recuerdo lejano.

Sobre sale el tipo de construcción de ambos mundos (vivos y muertos) con el uso de altos contrastes como son los colores (cálidos contra fríos), la personificación de personajes (expresivos contra retraídos), elementos que constituyen escenarios (naturaleza contra modernidad) e incluso donde hasta el mero uso del sonido logra una enorme diferencia en cuanto a la narrativa del ambiente (desde el sonido del viento, de una voz, hasta el de algo tan pequeño como una simple cuchara) Al final detalles que con el paso de la cinta se van sumando para lograr un ambiente creíble para ambos “bandos de la historia”, que sin duda levantan el dramatismo de estas dos especies que luchan por no desaparecer. Un choque de dos formas de ver la vida y la muerte, cada uno con sus ventajas y desventajas.

Con una duración de hora y media y distribuida por Lionsgate, Daybrakers es una película que muestra una primicia prometedora con un desarrollo bastante dinámico con elementos de acción, drama, suspenso y un poco de thriller. Una cinta que no aburre en ningún momento y que muestra los vampiros que normalmente conocemos haciendo cosas que normalmente sabemos. Beber sangre. Algo que sin duda alegrara a todos aquellos que esperaban una película con estas características.

Una cinta que empieza tranquilamente y fría como la noche, que con el paso se acerca más y más al amanecer, a los tonos de vida, al ruido, al conflicto de dos especies en el borde de la extinción. Una cinta que impacta por su silencio pero también por sus fuertes escenas gore y acción donde literalmente todo lo que vemos es manchado de sangre.

daybreakers