Joe the barbarian #01
joe barbarian

Con solo el primer número estoy seguro de que esta será una de las mejores miniseries del año, y es solo el comienzo.

Esta bien, no soy el fan número uno de Grant Morrison, pero de las pocas cosas que he tenido la oportunidad de leer, ninguna me ha decepcionado y al contrario, todas me han parecido excepcionales por distintos elementos que en esta ocasión resaltan también gracias al maravilloso trabajo de Sean Murphy (ilustración) y Dave Stewart (color)

En esta primera entrega nos encontramos con una visión bastante detallada sobre la vida de un chico llamado Joe, el cual parece tener una extraordinaria vida común, pero a pesar de que podría ser un tanto aburrido para el inicio de una gran aventura, la narrativa llevada a cabo por diálogos que nos dejan ver las características directas de los personajes, y las imágenes que por sí mismas muestran un aspecto introspectivo de toda esta realidad; crean un panorama que de forma inmediata nos introduce y nos hace sentir la pesadez, soledad, enojo y sorpresa del protagonista; para finalmente transportarnos a una nueva dimensión de posibilidades infinitas.

El aspecto visual es exacto, simplemente la imagen en cada panel resalta al máximo la intención e importancia del instante que puede ser tan irrelevante como un viaje en auto o atravesar la casa para llegar a tu cuarto, pero que son engrandecidos por ángulos dinámicos y juegos de sombras que llegan a emocionar, cuando se toma en cuenta el color que describe y complementa cada escena para finalmente crear esa división entre la realidad y la fantasía, que está bien entrelazada a través del vinculo de Joe.

En general Joe the barbarían presenta una oportunidad para descubrir y viajar con un chico que seguramente enfrentara adversidades que se encuentran entre la realidad y la fantasía, mezclando ambas para cumplir el objetivo de hacer crecer al personaje al mismo tiempo que nos enseña una valiosa lección.

De forma personal encuentro en este cómic un cierto parecido con la novela fantástica de Michael Ende “The never ending story”, que a pesar de considerarla inigualable, si me parece que Morrison nos muestra algo de proporciones equiparables para el medio del cómic actual, que me hacen pensar que quizá podría llegar a ser más de lo que Fables es en estos momentos. Aunque es claro que hasta llegar el final podré afirmar dichas blasfemias de mi mente enfermiza.

joe barbarian