Sherlock Holmes
sherlock holmes 2009

La última y más popular película de Guy Ritchie, aunque no precisamente por su participación como director.

Todo el mundo conoce en mayor o menor medida al metódico detective ingles, ya sea gracias a las obras originales por Sir Arthur Conan Doyle, o las tantas adaptaciones y parodias que le rinden homenaje a uno de los personajes más famosos del mundo. Por lo que no es raro que esta nueva cinta atraiga a un público que no solo espera ver algo parecido de nueva cuenta, sino ser sorprendido.

La película es muy buena y recomendable de inicio a fin, incluso me parece que no hay algún momento o detalle que desencaje en cuanto a la historia, los personajes y la acción (que también incluye toques humorísticos muy bien manejados), pero existe algo en el desarrollo que deja un poco inconforme, no parece una cinta de Guy Ritchie o por lo menos no se asemeja en igual medida a sus trabajos anteriores.

Mientras que en cintas como “Lock, stock & two smoking barrels”, Snatch o Rocknrolla (en menor medida), maneja acontecimientos que se desarrollan casi caóticamente por personajes que no tienen la necesidad inclusive de estar relacionados directamente, y finalmente entrecruza caminos creando tanto un desenlace general como uno individual.

En Sherlock Holmes el desarrollo es casi lineal (exceptuando algunos saltos para mostrar la forma de razonar del personaje y explicar sus deducciones) y no muy complejo (solo lo necesario para mantener un ambiente de misterio), quizá para nivelar la cantidad de acción, pero a final de cuentas se trata de uno de los aspectos más interesantes del director y que habría elevado esta película en gran medida.

Por otra parte la historia se va descubriendo paulatinamente y con un tiempo exacto, que mantiene a la expectativa hasta el último momento, mientras los personajes hacen énfasis en sus capacidades para actuar contra una amenaza de engaños sobrenaturales. Que finalmente desvela indirectamente lo que en mi opinión es el punto más sobresaliente de toda la cinta, el objetivo de la figura misteriosa conocida como el profesor Moriarty, que se mantiene de forma casi omnipresente con solo dos apariciones visuales, y lo colocan como el verdadero adversario.

En términos técnicos la película es lo que uno esperaría siendo una gran producción. Toda la ambientación y escenografía está muy cuidada, el vestuario y caracterización de personajes parece natural, todas las actuaciones se mantienen a la par, y a pesar de las dudas que pudiera crear la participación de Robert Downey Jr por su papel de Tony Stark en Iron Man, lo cierto es que la diferencia entre personajes (además de lo mencionado) lo hacen ver como alguien totalmente distinto.

En definitiva puede que Sherlock Holmes no sea la típica película que estamos acostumbrados y esperamos a recibir por Guy Ritchie, pero es perfecta en su ejecución y sé que no habría resultado con la misma calidad en todos los sentidos, con la participación de otro director.

sherlock holmes 2009