Rango
rango movie

Del mismo director de la trilogía Piratas del Caribe, viene este “western digital” donde un Camaleón deberá salvar un pueblo.

Una cinta que desde los primeros trailers prometía entregar una historia de aspecto original, con un protagonista al que siguen los problemas y unos “malosos” forajidos que sin duda estaban listos para un tiroteo a muerte a cualquier hora del día.

Del director Gore Verbinski, y con un reparto en doblaje de actores como Johnny Deep, Alfred Molina, Timothy Olyphant (Hitman, The Crazies) y Abigail Breslin (Zombieland, Little Miss Sunshine) Rango, desde su inicio marca algo que más tarde podría ser confirmado por el público, y es que en los primeros minutos donde miramos al personaje principal las cosas parecen ser un “lío” es claro que uno (hasta un pequeño) intuye como va ser este héroe accidental, sin embargo esto es remarcado con elementos ya vistos anteriormente en otras películas y con explicaciones (por parte de Rango) sobre el tipo de aventura que desea. Claro, todo envuelto en una perfecta presentación y con segundos de gracia que seguramente a cualquiera le haría sonreír.

La cinta está compuesta de varios “altibajos” escenas con gracia y profundidad que luego de un tiempo se convierten en monotonía y que “flotan de nuevo” gracias a los carismáticos personajes (no solo Rango) y situaciones que aunque dan seguimiento a la historia (y repito) luego parecen ahogarse o extinguirse, dejando en espera de algo que sacuda de regreso al espectador a este pueblo en medio del desierto llamado “Dirt” que busca de un salvador, alguien que acabe con los forajidos y la corrupción.

Sobre la calidad en animación y todo lo que conlleva es obvio que la cinta deslumbra en este aspecto mucho más que en los otros, ILM (Industrial Light and Magic) es encargada de dar vida a este mundo que sin duda ayuda a mantener el interés (al menos en el aspecto visual) a lo largo de la hora y media.

En lo personal Rango no es una mala cinta, tiene una buena historia, increíbles personajes y un acabado ejemplar, sin embargo el ritmo es pausado y claro… casi todo es café y de tonos apagados, algo que a mi parecer logra y acentúa aquellos momentos (pocos y muchos para otros) donde recuerdas que estás viendo una película y las cosas que tienes que hacer al salir del cine.

rango western johnny deep