HITMAN: Colorado | Reseña del quinto capítulo

Ya estamos a nada del final de la primer temporada -esperamos sean muchas más- del juego que Square Enix nos ha traído en forma de capítulos repletos de adrenalina, y hoy estaremos en Colorado con el episodio más difícil sin lugar a dudas de los cinco que ya hemos disfrutado.

Ahora nos toca eliminar a cuatro blancos en total. Ojalá esto fuero lo complicado.

Bajo el nombre de “Freedom Fighters”, el quinto capítulo de Hitman nos pone en una granja de regular tamaño en el estado sede del Avalanche y Broncos -NHL y NFL respectivamente- con la intención de acabar con Sean Rose, Maya Parvati, Ezra Berg y Penelope Graves. El problema no son ellos cinco pues en realidad acabar con ellos fue lo más sencillo de toda la misión, el problema está en que todos, absolutamente todos los personajes que aparecen en el mapa son enemigos, con diferentes rangos y aptitudes pero al fin y al cabo cada uno de ellos son militares, pues esta granja sirve como campo de entrenamiento de un ejército privado. Así como hay desde los que están en las entradas y no tienen demasiado entrenamiento, están también los élite, por lo que cada pedazo de terreno cuenta con ciertas amenazas más peligrosas que otras, lo cual agrava el asunto y eleva los nervios, créanme.

Será probable que deban utilizar todos los métodos aprendidos hasta el momento, tengan que esperar muchísimo más a algún suceso en específico, como cierto guardia que se mueva, charlas entre personajes, rutinas larguísimas y otros más, pero a esto se le suma utilizar objetos que no se esperaban usar, seguir toda la cantidad posible de asuntos de inteligencia, llevar a cabo estos mini objetivos, utilizar y re-utilizar atuendos, atravesar distancias todavía más grandes y regresar por el mismo camino. En fin, “extenuante” es la palabra que mejor describe a “Freedom Fighters”, lo cual lo hace mucho más interesante pues nos exige una elevada atención a los detalles, así como una imaginación pocas veces usada en la temporada.

VEREDICTO

Como siempre y sin spoilers, el capítulo es indiscutiblemente el mejor hasta el momento pues se agarra de todos los recursos previamente enseñados, y nos pone a practicarlos hasta el cansancio, haciendo muy factible que entren en desesperación en contadas ocasiones por la tensión generada por la espera para continuar en el accionar.

Sin rodeos: “Freedom Fighters” en Colorado, el quinto capítulo, vale la pena haber pasado los cuatro anteriores. Estoy emocionado por lo que viene en el sexto y culminante episodio de la temporada.

Link reseña del primer capítulo: Paris