Hitman | Reseña de temporada

11 de marzo fue el día en que salió el primer episodio de esta primer temporada de Hitman, la más reciente entrega del Agente 47 por parte de Square Enix y muy esperada por cierto, debido al gran fanatismo en muchos de los gamers alrededor del mundo por este tipo de títulos que se basan en el sigilo y el asesinato, siempre pensando muy cautelosamente para no regar el tepache.

Ocho meses en que hemos visto transitar seis capítulos en diferentes ciudades: Paris, Sapienza, Marrakesh, Bangkok, Colorado y Hokkaido, con varios blancos a eliminar y muchos otros retos para completar, Hitman ha basado esta entrega en contratos específicos en una especie de sandbox para permitirnos ir a nuestro ritmo y con el trayecto que más nos parezca, dándonos oportunidades para perseguir y así completar más fácil la misión, y con “fácil” me refiero a que nos guiarán directamente al punto de encuentro pero aún así las dificultades se aparecen por los niveles de seguridad en cada escenario, obligándonos a hacer circo, maroma y teatro para conseguir avanzar.

Hitman es un juego muy estructurado, con IA muy bien pensada para siempre hacernos sentir como un intruso, pues a cada lugar donde nos dirijamos estaremos considerados como un simple invitado con cero privilegios, es decir que no nos dan nada para hacernos asequible la empresa: todo debe ser arrebatado de ser necesario. Sin duda un juego como Hitman, es uno que no debemos perdernos gracias a esta precisa dificultad y al sinfín de objetos que nos abren un abanico de oportunidades para salir con éxito de la locación, pero siempre dándonos un margen muy amplio de error para comprometernos a mejorar nuestras tácticas.

En cuanto a la historia de Hitman me es imperativo no arruinarles el contenido en las cinemáticas disponibles una vez terminen cada episodio, sólo les puedo comentar que todo será empezando cuando el Agente 47 fue reclutado y conforme fue logrando cada misión -obvio por nosotros mismos-, altos mandos lo fueron notando y trataron de ocultarle una mentira que involucra gente demasiado importante y vil. Sólo eso les puedo decir respecto a un relato bien hecho y que nos deja en suspenso a cada entrega. Lo único malo es el final el cual nos hereda una sensación de: ¿CUÁNDO DIABLOS SALE LA NUEVA TEMPORADA?

VEREDICTO

Ocho meses y no perdí el interés en el siguiente episodio. Ocho meses y no puedo esperar al anuncio de Square Enix para el próximo año. Por fortuna cada episodio no es sólo completar la misión a como dé lugar, pues las posibilidades se abren demasiado cuando se nos permite finalizar nuevamente cada parte pero ahora con ciertas condiciones u obteniendo objetivos específicos, y esto mis queridos lectores está de fábula gracias a la extensión de tiempo de juego o “rejugabilidad” como algunos le llamarían.

Con un título con buena duración, atractiva historia, muy buenos gráficos, pocos glitches, “rejugabilidad” y un respaldo de muchos años de abolengo en el mercado gamer, Hitman no es quizá el mejor título del año, pero sí está entre los mejores diez e indiscutiblemente debe estar en su videojuegoteca, a pesar de no ser un juego común de disparos, pues aquí la frase gringa de “all guns blazing” no es para nada recomendable.

Por cierto, si desean saber a cada detalle todo sobre esta primera temporada, los invitamos a que chequen las reseñas de cada episodio en este enlace.