Sony destroza por K.O. a todos y cada uno de los exponentes en el E3 2106

En serio quisiera ser menos exagerado, menos amarillista o como ustedes gusten llamarme, pero no puedo. Me es imposible sentir otra cosa más que lástima por las demás conferencias que a pesar de haber tenido bastantes cosas buenas, ni juntas lograron hacerme sentir lo que Sony logró en esta noche del 13 de junio durante su presentación en el E3 2016.

Quisiera platicarles cada una de las cosas que sucedieron pero sería aburrirlos, pero lo que sí tengo permitido hacer por parte de los meros directivos peces gordos de Kopodo, es decirles por qué razón Sony le reventó la cara a todos los ponentes.

¿Empiezo por el hecho de que la música fue interpretada por una orquesta sinfónica? Digo, eso fue épico de inicio y dejó en el aire esa duda de si no se vieron ridículos en presentar una pieza de aproximadamente seis minutos para dar paso a los gameplays.

Ah por cierto ¿Mencioné que el 90% de los vídeos fueron gameplays y no cinemáticas? No lo hice, soy un tonto por lo tanto.

Sony quiso aventar toda la carne al asador con God of War al inicio de la conferencia, invitándonos a emocionarnos y a otros hacernos creer que debían dejar lo mejor al último. Tontos que fuimos. GOW no fue nada comparado con la avalancha que se dejó venir.

The Last Guardian fue una belleza visual, ni cómo decir lo contrario, y sin darnos chance de poder opinar entre los cuates y dar nuestras impresiones, otro gameplay de Horizon Zero Dawn nos dejó boquiabiertos con sus impresionantes gráficos, armas, jugabilidad, escenarios y monstruos robóticos que casi nos hacen llorar.

Pero aún no era tiempo de llorar bien.

Estamos hablando de llorar bien cuando empiezan las emociones a hacernos añicos con todo lo restante: el regreso de Crash Bandicoot que a más de uno nos enchinó la piel, o Farpoint que sin duda va a dar de qué hablar, Spider-Man en PlayStation 4… Dios mío.

Spidey nos hizo ilusionarnos con un juego del vecino amigable que por fin tiene una pinta de excelente. Pero sin chance de opinar porque también el Caballero de la noche tendrá que vérselas con todos los villanos épicos de DC en Arkham… En realidad virtual ¿Pueden creerlo? Batman tendrá juego en PlayStation VR. Apaguen y vámonos.

Pues no, hay más.

Más realidad virtual. Más de esa belleza de Final Fantasy XV en realidad virtual. No pueden más y estoy seguro. Pero tendrán que aguantar porque también estará… Estará Resident Evil 7 Biohazard en PlayStation VR. ¿Podemos pedir más? No lo necesitamos pedir porque de inmediato nos llenan la boca de Call of Duty: Infinite Warfare que si bien a muchos no les gusta, es innegable lo fantástico que se ve disparar en el espacio.

LEGO Star Wars: The Force Awakens nos gustó mucho, pero no ese Star Wars era el que nos iba a dejar babeando. Era Star Wars Battlefront con su misión en realidad virtual donde pelearemos dentro de una X-Wing en el espacio. ¿Querían batallas espaciales? Tienen batallas espaciales. Ya no puedo más.

Sí, sí podemos más. Detroit Become Human dice “cállate que aquí vengo” y efectivamente nos calló la boca a todos a pesar de que la teníamos abierta. Es que esos gráficos, esas decisiones, esa sangre azul, esa iluminación. Todo eso.

El final de la noche mágica, de esas noches que pocas veces se tienen, en donde imaginamos a los amantes de los videojuegos al borde del llanto como nosotros, en ese final es cuando llega Days Gone para terminar de disipar dudas respecto al ganador del E3 2016 aún a falta de Nintendo para presentarse. Simplemente el gameplay de Days Gone nos puso a respirar rápido con su música y las oleadas interminables y letales de zombies a punto de comernos vivos. Que descontrol.

Sony se llevó de calle el E3 2016. No se puede negar. Con toda la producción, los trailers, los gameplays, el detalle de casi no hablar, la música en vivo, el escenario, todo fue impresionante. En Kopodo no nos la creemos, estamos impactados y seguiremos viendo los videos decenas de veces hasta que salgan todos esos juegos a la venta.

No olviden volverse locos como nosotros en esta liga para ver esos clips.

Y para terminar con esta nota, sólo resta decir: Sony, te faltó tirar el micrófono.